Qué dice la autopsia del joven que murió tras un presunto intento de suicidio en la Comisaría de Campo Grande

POLICIALES


Tras 44 días de permanecer internado en el Hospital Samic de Oberá, Gabriel Alexander P. (17) falleció. Previo a su internación, estuvo detenido en la comisaría Campo Grande y su familia denunció torturas.

En la autopsia practicada sobre el cadáver de quien en vida fuera Gabriel Alexander Pintos (17) “no se observan lesiones en el cuello que sean compatibles con ahorcamiento o intento”, según confirmó un vocero del caso.

De esta forma, el informe del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial pone en duda la versión difundida por la Policía de Misiones respecto a las circunstancias que derivaron en la internación y posterior deceso de Pintos.

Según informó oportunamente la fuerza provincial, en la madrugada del pasado 25 de junio el menor habría intentado ahorcarse en la celda de la comisaría de Campo Grande en la que se hallaba detenido cumpliendo un arresto de 20 días por contraventor. Habría utilizado un acolchado para tratar de suicidarse.

Tras ser auxiliado por el personal de guardia, fue trasladado al hospital local y enseguida derivado al Hospital Samic de Oberá, donde permaneció casi tres semanas en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) bajo coma inducido.

Pero con el correr de los días su estado de salud fue mejorando y hasta pasó a sala común, aunque el lunes sufrió un paro cardiorrespiratorio y falleció, tras 44 días internado.

En la víspera se realizó la autopsia en la Morgue Judicial de Posadas. Luego el cuerpo fue entregado a su familia para la inhumación en el cementerio de Campo Grande.

El informe forense indica: “Causa de muerte, shock séptico. Foco infeccioso en base pulmonar derecha. No se observaron hematomas o signos de violencia recientes. Múltiples lesiones compatibles con heridas cortante de vieja data y que no guardan relación con el hecho. No se observa lesiones en el cuello que sean compatibles con ahorcamiento o intento”.

MD

Dejanos tu opinión