La carne aumentó un 60,7% en promedio en 2021, a pesar de los controles y acuerdos

ECONOMIA POLÍTICA


El cepo a la exportación y los acuerdos “exprés” no lograron frenar la suba de cortes populares como el asado y el vacío.

2021 fue el año de los controles de precios. Hubo hasta congelamientos exprés de apenas unos días para la carne y cepo a la exportación, pero no resultaron: aumentó un 60,7% en un año, por encima de la inflación.

Si bien todavía no se conoce el número final de inflación -se publicará esta tarde, a las 16:00-, los consultores privados estiman que rondará el 50%. La carne, entonces, habría aumentado cerca de 10 puntos más que el nivel general de precios, según datos del Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA).

Entre los cortes más conocidos, hubo algunos que se dispararon más de 75%, como en el caso del lomo (76,1% de suba).

El bife angosto se encareció un 70,1%; el osobuco, un 69% y el peceto, un 68%.

El asado aumentó un 55,2% y pasó de valer $560 a $871 en promedio. El vacío subió 59,1% y quedó rozando los $1000. La carne picada creció un 48,4%.

Los aumentos se dieron a pesar de los repetidosprogramas de cortes vacunos a precios populares, que se realizaron durante el año y de las limitaciones a las exportaciones.

Desde principios de año y hasta fines de 2023 rige la prohibición de enviar al exterior seis cortes parrilleros más la nalga.

El pollo y el cerdo, más convenientes que la carne

El pollo y el cerdo, por su parte, aumentaron por debajo de la inflación. El primero subió un 36,9% y el segundo, un 45,4%. El Ipcva señala que en los últimos doce meses la carne tuvo un precio relativo 13,4% mayor al registrado un año atrás.

Dejanos tu opinión