Tras el cepo a las exportaciones de carne, un frigorífico con 650 empleados en Santa Fe cerrará hasta que se levante la medida del Gobierno

ECONOMIA POLÍTICA


Este miércoles será el último día de faena en la planta de Rafaela Alimentos, en Casilda, donde se producen cortes vacunos que se venden enfriados y congelados al exterior.

Este miércoles sería el último día de faena en un frigorífico que emplea a 650 personas en Casilda, sur de Santa Fe, como consecuencia de del cierre de las exportaciones de carne por 30 días determinado por el Gobierno nacional.

“El directorio de Rafaela Alimentos nos informó que no tienen ninguna posibilidad de continuar las operaciones hasta que se vuelvan a rehabilitar las ventas al exterior”, reflejó Sixto Vallejos, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria de la Carne de esa localidad.

“La planta va a tener que cerrar porque no tiene sentido seguir produciendo si no se puede exportar, porque lo que se produce acá va para el exterior¿Qué va a hacer con la carne?, no hay lugar para guardarla indefinidamente”, explicó el dirigente gremial.

En una planta de 19.000 metros cuadrados, Rafaela Alimentos procesa carne enfriada y congelada, que en un 75% tiene como destino a una docena de países: Aruba, Bosnia, Brasil, China, Costa de Marfil, Hong Kong, Malasia, Perú, Rusia, Singapur, Suiza, Sudáfrica y la Unión Europea. En 2019, la empresa aumentó su capacidad productiva y generó más puestos de trabajo, tras una inversión millonaria.

Tras conocerse la medida del Gobierno, el directorio de la empresa se reunió este martes para analizar el futuro inmediato en la planta de Casilda. “Luego de ello, el gerente de Recursos Humanos, Gustavo Riva, me informó que este miércoles será el último día de faena hasta tanto se reestablezcan las exportaciones de carne”, indicó Vallejos.

Dejanos tu opinión