Tenso cruce entre Cristina Kirchner y la oposición en el Senado: “Se comportan como barrabravas”

NACIONAL POLÍTICA


La vicepresidenta se quejó porque Luis Naidenoff interrumpió a José Mayans durante su intervención. “Muy maleducados, horribles”, les dijo.

La presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, protagonizó este jueves un tenso cruce con el senador de Juntos por el Cambio Luis Naidenoff, cuando se comenzaba a votar la modificación del Impuesto a las Ganancias que terminó convirtiéndose en ley. “Ustedes se comportan como barrabravas ¿por qué hacen esas cosas? Muy maleducados, horribles”, le dijo la vicepresidenta al legislador, visiblemente molesta porque había interrumpido la exposición de José Mayans.

No es la primera vez que Naidenoff y Mayans, ambos formoseños, se cruzan en el recinto, pero en esta ocasión intervino Cristina Kirchner. “Usted dice lo que quiere del peronismo, de nosotros, me agravian a mi cuando hablan, yo los escucho”, se quejó la titular de la Cámara Alta, para después tildar a los legisladores de la oposición como “barrabravas”, “maleducados” y “horribles”.

Tras las palabras de la vicepresidenta se escucharon algunos gritos y quejas de algunos senadores que estaban en el recinto, pero la sesión continuó. Una vez que tomó la palabra Naidenoff le respondió: “Hay cosas peores, hay que consultarle a la gente”. Paso seguido comenzó a dar las precisiones sobre el sentido del voto de los integrantes del bloque y de las abstenciones del senador Esteban Bullrich. “Ya habíamos tomado nota de las observaciones”, le replicó Cristina Kirchner, elevando la apuesta.

Horas antes del cruce en el recinto, el presidente Alberto Fernández había tenido una reacción similar con la oposición por su postura respecto de las nuevas restricciones anunciadas por el Gobierno nacional para intentar contener la segunda ola de coronavirus.

“Ayer un imbécil me llamaba dictador. ¿Cuál es la dictadura? ¿Cuidar a la gente? Miren los números, 20 mil casos. Hay que ser un imbécil profundo para decir esas cosas o una muy mala persona”, había dicho el mandatario en una entrevista radial en horas de la mañana.

Los cruces entre el oficialismo y la oposición vienen escalando a medida que se acerca la fecha para el inicio de la campaña electoral de este año. La carrera legislativa comenzó a tomar velocidad y las diferencias empezaron a hacerse más marcadas, en búsqueda por intentar mantener cada espacio político su caudal de voto.

Cristina Kircher no suele esquivarle al enfrentamiento y aprovecha cada oportunidad para mostrar sus disidencias. En cambio, al Presidente la oposición lo acusa de haberse radicalizado y de mostrarse cada vez más proclive a tomar una postura más parecida a la de la vicepresidenta, pese a apelar al consenso en las estrategias sobre el manejo de la pandemia.

Dejanos tu opinión