Angela Merkel pidió por la igualdad de género ante el Día Internacional de la Mujer

INTERNACIONAL


Para la canciller es inadmisible que las mujeres “no sean partícipes de manera igualitaria”, a pesar de que “sostengan a las sociedades”.

La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió del peligro de volver a caer, a causa de la pandemia de coronavirus, en roles asociados al género que se creían superados, según declaró en su podcast semanal difundido hoy, de cara al Día Internacional de la Mujer el lunes.

La canciller manifestó que una vez más son las mujeres, en gran medida, las que tienen que lograr conciliar la situación que significa manejar el cuidado de los hijos, las clases escolares de estos en casa y su propio trabajo.

Merkel criticó que las mujeres, por ejemplo, representen en el sector sanitario más del 75 por ciento de los empleados, pero solo algo menos del 30 por ciento de los cargos directivos.

“No puede ser que las mujeres sean las que sostengan mayormente nuestras sociedades y que al mismo tiempo no sean partícipes de manera igualitaria en las decisiones importantes de la política, la economía y la sociedad”, indicó.

La mandataria germana dijo que el Gobierno alemán seguirá trabajando para facilitar la conciliación de la vida familiar y profesional y que para ello es de gran importancia la ampliación de la oferta de guarderías para niños en edad preescolar.

Destacó asimismo que se trata nada más y nada menos que de lograr la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. “¡Esto también incluye que las mujeres deban poder ganar por fin lo mismo que los hombres!”, dijo Merkel. “Por eso necesitamos la paridad en todos los ámbitos de la sociedad”, añadió.

Las mujeres no solo tienen que sufrir las injusticias laborales, sino que la violencia doméstica sigue siendo un grave problema en toda Europa y, aunque algunos países lograron frenar ligeramente las cifras de este fenómeno, la pandemia del coronavirus está dificultando aún más su combate porque muchas víctimas se vieron obligadas a convivir más tiempo e incluso a confinarse con sus agresores.

El incremento de iniciativas legislativas para reducir los crímenes de género o los movimientos sociales de defensa de las mujeres no están siendo suficientes para atajar un problema del que, en algunos países como Bélgica o Hungría, ni siquiera existen cifras oficiales.

Donde sí las hay son reveladoras. Por ejemplo, en Alemania una mujer fue asesinada cada tres días en 2019 y en Italia los asesinatos de mujeres representaron el 50 % del total de homicidios durante el confinamiento de marzo y abril del año pasado.

Son datos que muestran que Europa tiene que seguir trabajando, tanto a nivel social como legislativo, para avanzar hacia la igualdad y, sobre todo, evitar más muertes

Fuente: TN

Dejanos tu opinión