Alberto Fernández llegará a Yapeyú para retomar el control de la agenda pública y acercar posiciones con el gobernador opositor Gustavo Valdés

NACIONAL POLÍTICA


La visita de hoy al Norte por el natalicio de San Martín es clave para el Presidente, que busca regar la relación con Gustavo Valdés y Gerardo Morales

Alberto Fernández encabezará hoy un acto en Corrientes junto al gobernador radical Gustavo Valdés, uno de los opositores de mejor vínculo con la Casa Rosada. Será una visita más a tierras correntinas, tanto del Presidente como de los ministros que tienen un rol clave en la estrategia del oficialismo de cara a las elecciones. El jefe de Estado busca forjar poder en el vínculo con los mandatarios que integran Juntos por el Cambio. Aunque el evento estará atravesado por el escándalo de la vacunación VIP, el primer mandatario intentará utilizarlo para retomar el control de la agenda pública.

Más allá del argumento formal del acto, que se celebra en Yapeyú y está pautado hace semanas, es la celebración del 234 aniversario del nacimiento del general José de San Martín. Pero la visita de hoy, más allá de la agenda oficial, tiene un trasfondo político. La relación con Valdés, y con otros gobernadores del norte que estarán presentes, es clave en el armado del Presidente ante las elecciones.

Alberto Fernández riega el vínculo con el gobernador opositor, con quien mantiene buena relación. Según pudo saber Infobae, fue Valdés quien invitó a Alberto Fernández a participar en el acto. Se lo propuso en enero en Chilecito, La Rioja, cuando se celebró la segunda reunión del Gabinete Federal, uno de los programas nacionales del gobierno nacional a través de los cuales el Presidente teje sus vínculos con las provincias. En ese encuentro, uno de los temas centrales fue el consenso para suspender las PASO, que finalmente no prosperó por la reticencia de la oposición (aunque podría haber una postergación).

Un funcionario de vínculo estrecho con el primer mandatario aseguró a Infobae que el jefe de Estado viaja a Corrientes como “una devolución de gentilezas”. Otra fuente enmarcó el viaje en la intención del primer mandatario de “no discriminar entre provincias oficialistas y opositoras, sino en fomentar el federalismo”. “Valdés es un tipo de buen diálogo institucional, igual que Morales. Estas visitas vienen le vienen bien al Presidente y a los gobernadores opositores”, señaló una alta fuente de Gobierno que trabaja en los vínculos entre la Nación y las provincias, en referencia al gobernador radical de Jujuy, Gerardo Morales.

En el lado opuesto del espectro de relaciones con los gobernadores disidentes se encuentran el mendocino Rodolfo Suárez -hombre cercano a su predecesor, el diputado nacional y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, de posiciones muy críticas contra el gobierno nacional-; y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con quien la relación está quebrada desde el año pasado, cuando el primer mandatario decidió imponer por decreto una quita de la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires.

En el encuentro estarán los gobernadores que, junto a Valdés y Morales, integran el Consejo Regional del Norte Grande, lanzado en diciembre con aval de Alberto Fernández. Será la tercera reunión del bloque de provincias, cuya creación fue estimulada por el Presidente, quien construye la base de su poder, hasta 2019 anclado en el peronismo porteño, sobre los vínculos con el interior. Así, también irán los peronistas Jorge Capitanich (Chaco, que encabeza el bloque); Juan Manzur (Tucumán), Ricardo Quintela (La Rioja), Gildo Insfrán (Formosa) y Raúl Jalil (Catamarca); Oscar Herrera Ahuad (Misiones), el santiagueño Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Gustavo Sáenz (Salta).

En representación del Gabinete estaba confirmada la presencia del ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, a quien se le asignó, desde el final del año pasado, un papel central en las negociaciones políticas con las provincias. Su designación como representante de la Casa Rosada en el interior se debe a su rol institucional, pero también al buen vínculo con Alberto Fernández, a pesar de los roces con la vicepresidenta Cristina Kirchner en la segunda mitad de 2020.El Gobierno informó que el Presidente fue invitado por el gobernador Gustavo ValdésEl Gobierno informó que el Presidente fue invitado por el gobernador Gustavo Valdés

El titular de la cartera del Interior ya había estado en Corrientes el 9 de febrero. Había viajado acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, para participar de una serie de actividades en el marco del Plan de Desarrollo Federal. La agenda de ese momento, entre recorridas por plantas industriales y reuniones con cámaras empresariales, tuvo como eje central el encuentro, cara a cara, con el gobernador opositor. Poco después, el ministro recibió en Casa Rosada a intendentes correntinos para discutir el desarrollo del programa “Municipios de Pie”. También los recibió el ministro de Turismo, Matías Lammens, con el objetivo de “repasar obras deportivas y turísticas”.

La importancia del viaje de hoy a Corrientes quedó evidenciada semanas atrás, cuando el primer mandatario decidió ajustar su regreso desde México al acto por el natalicio de San Martín. En principio había planeado viajar entre el 21 y el 25 de febrero, pero terminó organizando la vuelta para el 24, con el objetivo de llegar a tiempo al acto en Yapeyú. La decisión se produjo a pesar de la importancia que tiene para los planes de reelección del Presidente su papel en la región. En especial, el afianzamiento de uno de los líderes regionales más importantes, el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien lo invitó personalmente a participar de las fiestas patrias por los 200 años de independencia mexicana a través de una carta que llegó a Olivos, en los primeros días de febrero, en valija diplomática.

El primer mandatario viajará a la ciudad de Corrientes directamente desde México. Antes hará una breve escala en Posadas, Misiones, por cuestiones técnicas relacionadas con las capacidades de las pistas de aterrizaje. Según informó la gobernación, está previsto que el Presidente llegue a las 9 al aeropuerto Piragini Niveyro de la ciudad de Corrientes y se traslade al Aeródromo de Yapeyú en un avión Caravan. Tras el arribo a esa ciudad, será trasladado a la Plaza de Armas, donde encabezará junto a Valdés, a las 11, el acto central.

La visita de Fernández se vio atravesada por el escándalo de las vacunas, y no se descarta que en su discurso por el natalicio de San Martín, el primer mandatario vuelva a aludir al tema, como ya lo hizo desde México. Sin embargo, el tema central podría ser, adelantaron fuentes de la Casa Rosada, el anuncio de un bono para los jubilados. El Presidente intenta retomar el control de la agenda pública para dejar atrás la crisis por el vacunatorio, en medio de los fuertes cuestionamientos de la oposición y de las investigaciones que avanzan en la Justicia.

Fuente: Infobae

Dejanos tu opinión