Por orden judicial, María Ovando quedó en libertad

POLICIALES


El juez Jiménez hizo lugar al habeas corpus presentado por Nora Cortiñas.

El juez Correccional de Menores N°2, César Raúl Jiménez, hizo lugar este martes al hábeas corpus presentado en diciembre pasado por Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo línea Fundadora. Y ordenó la inmediata liberación de María Ovando, la mujer condenada a finales de octubre de 2020 por la supuesta corrupción de menores en el juicio por el abuso sexual de dos de sus hijas menores edad.

A Ovando la habían condenado a 20 años de prisión en el marco de esta causa, que está denunciada por múltiples y groseros errores procesales y legales. Además, los defensores consideran que es un acto de persecución por parte de la justicia misionera. Y en particular, del fiscal Federico Rodríguez y el Tribunal Oral Penal nro. 1 de Eldorado, que intervinieron en la famosa causa Ovando I.

Según trascendió en las redes sociales y medios gráficos capitalinos, el Juez Jiménez habría basado su fallo en la situación de salud de la convicta, ya que en los últimos tiempos se habría agravado su patología diabética e hipertensiva. Cabe aclarar que el fallo condenatorio contra Ovando no está firme. De hecho, hay apelaciones y pedidos de nulidad que deberá resolver en última instancia, el cuestionado Superior Tribunal de Justicia.

Absolución y persecución contra Ovando

La defensa argumentó que se trataba de “un caso de criminalización de la pobreza”. La abogada Roxana Rivas sostuvo ante el tribunal que “María es analfabeta” y que “el Estado jamás le informó que podía acceder a una asignación por ser madre de siete hijos”. Rivas sostuvo también que “está comprobado que en ningún momento abandonó a sus hijos. Al contrario, fue una madre que, a pesar de las vicisitudes y la pobreza, siempre se preocupó por ellos”, manifestó en el juicio Ovando I, la abogada.

Desde esa absolución, la defensa de Ovando, organizaciones de DDHH, el Equipo de Justicia y Género, organizaciones feministas y partidos políticos, denunciaron que la justicia se ensañó con Ovando y por eso, fue imputada en la causa por la violación de sus dos hijas. Es preciso destacar que el mismo tribunal que la absolviera –bajo una fuerte presión social- en 2012, la condenó el año pasado, en una causa por abuso sexual que presenta numerosas irregularidades en la instrucción que hizo el fiscal Rodríguez, según argumentan desde la defensa.

https://www.facebook.com/EqMisioneroDDHHJusticiayGenero/posts/264034348495779

Dejanos tu opinión