A tres años de la desaparición de Candela Correas de Melo

POLICIALES


La adolescente tenía 15 años y un embarazo de 11 semanas, cuando desapareció en San Vicente, el 3 de febrero del 2018. Hasta el momento, no hay avances en la causa que estaría vinculada a la Trata de Personas.

Este miércoles se cumplieron 3 años de la desaparición de Candela Correa de Melo, la joven que por entonces tenía 15 años y estaba embarazada cuando salió de su casa en el kilómetro 1.274 de la ex ruta 14, en San Vicente, y ya no se supo nada más sobre su paradero.

Pablo Correas de Melo, el padre de la joven desaparecida en un presunto caso de Trata de Personas, se reunió la semana pasada con la Ministra de Derechos Humanos Graciela “Chela” Leyes y con la Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad, Norma Sawicz (la especialista en Trata de Personas), pero desde el gobierno, por el momento, no hay acciones concretas para encontrar a la joven desaparecida.

En tanto, la causa radicada en el Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente, a cargo de Gerardo Casco, sigue estancada. Y desde ese juzgado no informan de manera continua a Pablo Correas de Melo, quien ha encabezado numerosas marchas y pedidos por la aparición con vida de su hija.

Según declaró la madre, Nilda Galeano, ese 3 de febrero del 2018, su hija le dijo que se reuniría con su novio, Carlos D., de 22 años. Sin embargo, si bien la pareja de Candela confirmó a la progenitora que iban a encontrarse, luego se desdijo y adujo que canceló la cita. Por estos momentos, el joven es investigado por la desaparición de su ex pareja. Aunque permanece en libertad.

Al momento de desaparecer, la adolescente cursaba un embarazo de 11 semanas. Para Galeano, ese embarazo fue producto de un abuso sexual ocurrido cuando Candela visitó el hogar paterno en Buenos Aires. Pablo, su padre, residía en esa provincia, al momento de la desaparición. Ahora está radicado en San Vicente.

Según publicó LVM, Nilda señaló al entorno del padre por supuestos vínculos con la trata de personas. Pero hasta el momento, la justicia no pudo probar esas gravísimas acusaciones.

Por su parte, Pablo Correas de Melo, negó que su familia tenga algo que ver con la desaparición de su hija y cuestionó el accionar de la Justicia. El hombre es quien encabezó marchas y reclamos públicos para que avance la investigación. Antes de reunirse con las mencionadas Leyes y Sawicz, el hombre estuvo reunido con el Ministro de Gobierno Marcelo Pérez. Todos los funcionarios se comprometieron en involucrarse en el caso. Pero no hubo ningún efecto.

Actualmente, Candela Correa de Melo tendría 18 años. En el momento que la joven salió de la casa en la que vivía junto a su mamá. Esa noche salió con una mochila, una muda de ropa, los estudios del control de embarazo, elementos de higiene personal, la planchita de pelo y el teléfono celular.

Un día después, Galeno recibió un mensaje a su celular del número de su hija, donde la adolescente sostenía que había huido del hogar. “Me voy a tener a mi bebé lejos”, decía el mensaje. Sin embargo, tanto la madre como el padre dudan que efectivamente haya sido Candela quien escribió aquel texto. Pablo sostuvo en declaraciones a la prensa, que Candela no escribía de esa manera.

Tras la reunión con la ministra Leyes, el padre de Candela habló de la posibilidad del ofrecimiento de una recompensa por parte del gobierno provincial, para quien aporte datos para encontrar a la joven.

Por otra parte, cabe resaltar que en paralelo a la causa por la desaparición que se tramita en el juzgado de San Vicente, se desarrolla otra investigación, en el Juzgado Federal de Oberá, donde se investiga si la desaparición tiene que ver con una Red de Trata de Personas. El reciente involucramiento de Sawicz en el caso, apunta en esa dirección. Cada día que pasa, aleja la posibilidad de hallar con vida a Candela.

Fuente: Misiones Cuatro

Dejanos tu opinión