Cambios en Economía: Martín Guzmán reemplazó a dos secretarios y avanza en el BCRA

ECONOMIA POLÍTICA


El Gobierno comenzó el 2021 con un cambio en dos puestos clave del Ministerio de Economía: las secretarías de Política Económica y de Finanzas.

El nuevo viceministro Fernando Morra se especializa en procesos inflacionarios y comparte cátedra en la Universidad de La Plata con el ministro. Mariano Sardi, nuevo secretario de Finanzas, ya tuvo contactos con funcionarios del FMI.

Más allá del indudable contenido político de los cambios, las entradas y salidas de los funcionarios también responden a distintos cambios de perfil que buscó el Poder Ejecutivo para encarar una etapa de la gestión económica que vislumbra menos de emergencia y más de agenda pospandemia: menos políticas para mitigar el impacto del coronavirus y más para trabajar un plan anti-inflacionario.

Fernando Morra, es un economista que tiene como especialidad los procesos inflacionarios. Sobre ese tema fue su tesis de posgrado tras haberse recibido en la Universidad de La Plata. Su primer trabajo en el mundo académico fue con Guzmán, como asistente de investigación, y docente en la cátedra Moneda, Créditos y Bancos de la UNLP. Incluso mantiene su trabajo en esa cátedra con el ministro desde hace 14 años.

Morra comenzó en la gestión pública en 2006, trabajando con Guzmán en el Ministerio de Economía en la época de Néstor Kirchner. Luego pasó al Banco Provincia y más tarde al gobierno de la provincia de Buenos Aires durante la gestión de Daniel Scioli. En la administración bonaerense ocupó distintos cargos técnicos.

Mariano Sardi, el nuevo secretario de Finanzas, también integra los equipos que Guzmán formó para discutir un nuevo programa financiero con el FMI. De hecho, en diciembre pasado integró la misión de funcionarios que viajó a Washington para continuar el intercambio de reuniones técnicas con el staff del organismo. Uno de los temas que se trató en esos encuentros fue la necesidad de desarrollar el mercado de capitales local, en un contexto en que el Gobierno necesitará un profuso fondeo a través deuda en pesos para financiar el déficit.

Dejanos tu opinión