Alberto Fernández anunció que en diciembre habrá una “corrección de las jubilaciones”

NACIONAL POLÍTICA


Además, defendió el impuesto a la riqueza, que tuvo media sanción en Diputados. “No quiero que sea un castigo a los ricos”.

El presidente Alberto Fernández anunció que en diciembre habrá una corrección de las jubilaciones para que no pierdan por la inflación, aunque señaló que aún está en estudio si ese aumento será para todos los beneficiarios y si a eso se le sumará un bono de fin de año.

«En diciembre va a haber una corrección de las jubilaciones porque somos conscientes que tenemos que hacerlo. No queremos que las jubilaciones queden debajo de la inflación. La idea es hacer un aumento para todos», dijo.

Asimismo, defendió la nueva fórmula de cálculo del aumento jubilatorio. «Tenemos que hacer algo sustentable. Con la formula que estamos proponiendo hoy, los jubilados ganaron un 20%. La que estamos dejando de lado, que es la del macrismo, los hizo perder un 19%».

El aumento por decreto, anticipado por Clarín hace una semana, sería de entre 6% y 7% y sería el último en esta modalidad, ya que a partir de febrero se espera que funcione la nueva fórmula que se debate por estos días en el Congreso. La misma deja afuera del cálculo a la inflación y toma en cuenta la variación de los salarios y la recaudación tributaria del período julio-diciembre de 2019.

En declaración al canal América 24, el jefe de Estado se refirió también a la media sanción del proyecto de ley del “impuesto a la riqueza”, dijo que no se trata en rigor de un impuesto sino de un aporte por única vez, y señaló que no quiere que sea “un castigo a los ricos”.

“No quiero que esto sea un castigo a los ricos, quiero que todos los argentinos reconozcamos a los que hacen este aporte, tenemos que estar agradecidos con ellos”, manifestó Fernández. “Debería ser el inicio de una Argentina más solidaria, tendría que llamarse ley de solidaridad”, sostuvo.

En ese sentido, el Presidente expresó que este gravamen a los patrimonios de más de 200 millones de pesos que fue aprobado por la Cámara Baja en la madrugada del miércoles, tras un pedido de sesión especial de Máximo Kirchner, jefe de bloque del Frente de Todos, es algo que va en sintonía con lo que han hecho otros países en el mundo, en medio de la pandemia. “No es algo hecho a tontas y a locas”, explicó.

La iniciativa impulsada por el kirchnerismo generó no solo las críticas de la oposición, que durante el extenso debate en diputados habló de “populismo tributario” y hasta llamó a una “rebelión fiscal” contra el impuesto, también despertó cuestionamientos de los empresarios, que señalan que este tipo de iniciativas “ahuyentan” las inversiones.

“A los empresarios les propuse que si tenían una mejor propuesta me la dieran, nunca me llegó nada. El mismo Máximo (Kirchner) se reunió con ellos, pero nunca le llegó nada. Y bueno, ya está, yo lo que creo es que tenemos que entender que la Argentina debería agradecerle a los que hacer este aporte, esta contribución única y excepcional”, aclaró.

Al respecto, le preguntaron sobre la posible batalla legal que se avizora en caso de que el proyecto cuente con la aprobación del Senado, algo que se descarta por la mayoría que tiene el Frente de Todos en la Cámara Alta. Y también a las críticas que marcan que es inconstitucional porque habría una “doble imposición” en torno a los bienes personales.

“Si fuera un impuesto, creo que sería inconstitucional, pero no es un impuesto, es un aporte por única vez”, lo defendió el Presidente. ¿Al ser un aporte no voluntario, no es un impuesto pero con otro nombre? El jefe sostuvo que “entrar en un debate jurídico que no tiene sentido”.

Aumento de tarifas y ayudas sociales

El mandatario también se refirió al descongelamiento de las tarifas de los servicios públicos, y aseguró que no habrá aumentos en lo que queda de 2020.

«Las tarifas no están previstas que se ajusten este año, el año que viene en marzo empezaremos a discutir», dijo Fernández en declaraciones a C5N, y afirmó: «La dolarización de las tarifas de los servicios públicos se terminó en la argentina».

Además, y sobre la continuidad de las ayudas económicas en medio de la crisis agudizada por el coronavirus, el presidente remarcó que «se llamará IFE o de otro modo» pero «el Estado va a acompañar» a los que menos tienen.

«No vamos a dejar abandonado a su suerte a los que la están pasando mal», enfatizó.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión