Coloquio de Idea: los ejecutivos creen que el dólar seguirá en alza y están preocupados por las instituciones

ECONOMIA POLÍTICA


De acuerdo a una encuesta lanzada por la institución el 68% piensa que no va a mejorar la economía.

La encuesta de expectativas de IDEA, que suele ser un termómetro de las preocupaciones de los empresarios, muestra que la caída de la economía fue mayor y más extensa de lo esperado. Con ventas por el piso, poca perspectiva de crecimiento en las exportaciones y escasa creación de empleo, los entrevistados están convencidos que el dólar seguirá subiendo. También manifiestan que «la competitividad está vinculada a aspectos institucionales». Las expectativas de una mejora en el próximo semestre están por el piso.

En el comportamiento de las principales variables, el 80% cree que el dólar subirá en lospróximos seis meses. Eso supera el incremento previsto en otras variables (como riesgo pais), al que un 62% ve en  alza. El billete estadounidense subirá más que las tasas, según los participantes.

«Las expectativas son bastante adversas y no arrojan base de optimismo», según Eduardo D’Alessio, a cargo del sondeo.

El 89% de los entrevistados (ejecutivos de empresas de distintos sectores) considera que el semestre pasado fue negativo. Las perspectivas para el próximo semestre también son negativas para el 68% de los relevados.

Según la encuesta, habrá destrucción de trabajo en el 25% de las empresas. El 17% declará que habrá incrementos en la fuerza laboral, mientras que un 42% dice que lo disminuirá.

«Estamos avizorando una situación en la que no podemos estar peor, pero no se ven expectativas muy fuertes sobre mejoras a futuro», según D’Alessio,  acompañado por Luis Secco, que explicó la situación económica.

El período noviembre 2019-abril 2020 fue positivo solo para un 5%, pero el 32% esperaba un rebote en los próximos meses. La evaluación de  los meses de mayo-octubre fue buena solo para el 10% de los entrevistados, pero los que creen que habrá mejoras son solo el 26%. Este panorama es el más oscuro de la última década relevada por D’Alessio/Iorol para IDEA.

La inversión como porcentaje de la facturación estará en torno al 10%, los mismos bajos niveles que en 2012 (cuando arrancó el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner) y 2015. «Estamos en la inversión más baja de la historia. Es una de las cuestiones centrales. Los empresarios ven factores que lo obstaculizan para realizar inversiones», según Secco. «Son valores propios de los momentos de crisis. Estas son las inversiones soft (capacitaciones), no tanto las hard (nuevas plantas). Se ve una disminución», según D’Alessio.

Ni el tamaño de la empresa (Pyme o grande) muestra diferencias en relación a la inversión. 

En general, la agenda de preocupaciones de los empresarios está dominada por reforma impositiva y reforma laboral. Esas preocupaciones continúan al tope de la agenda, pero comienzan a perder espacio frente a otras inquietudes. Este año, la preocupación por el «buen funcionamiento de las instituciones y la justicia» captura un 43% de las respuestas. Y si da algo inédito: esa inquietud hasta supera la preocupación por la inflación, que es mencionada como un problema por el 29% (en la medición anterior era del 50%).

«La sensación es que pueden cambiar las reglas de juego de un momento a otro», es lo que manifiesta una creciente cantidad de ejecutivos.

«Garantía del resguardo de la propiedad privada» también es uno de los reclamos que aparece en ascenso. «Hay muy baja expectativa que se pueda construir un consenso con el sector público. Hay escepticismo sobre la capacidad del sector público para contribuir al sector privado», puntualiza Secco.

Dentro de los distintos segmentos de análisis, la caída en las ventas empieza a ser menor que la de meses anteriores. Las exportaciones crecerán un 16%, un retroceso con respecto a un 25% que creía eso en la encuesta anterior.

Hay aumento de la capacidad ociosa por parte de las empresas, por caída en la demanda de sus productos. El 34% de las compañías no pudieron recomponer el aumento de sus precios frente a la inflación (sus costos). Esto se nota especialmente en el sector servicios.

El teletrabajo o trabajo remoto ya es tendencia. El 29% hará teletrabajo todos los días y un 60% lo hará algunas veces por semana.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión