Renunció el diputado Juan Emilio Ameri tras la escena sexual que protagonizó en plena sesión

NACIONALES POLÍTICA


Presentó su dimisión en la madrugada de este viernes y la Cámara Baja se la aceptó sobre el final de la sesión.

Luego de protagonizar una escena sexual en plena sesión legislativa, el diputado kirchnerista Juan Emilio Ameri presentó la renuncia a su cargo. La Cámara baja se la aceptó esta misma madrugada, al final del tratamiento de varios proyectos de ley.

«Ante el hecho de público conocimiento, me dirijo a usted para pedir disculpas por mi conducta durante la sesión especial remota del día 24 de septiembre del corriente. No fue de ningún modo mi intención faltar el respeto a esta Honorable Cámara, a mis pares diputados y diputadas, ni al pueblo salteño que me eligió», indica la carta dirigida al presidente de Diputados, Sergio Massa.

Y remata: «Consciente de la responsabilidad que mi cargo representa, pongo a disposición mi renuncia como diputado nacional, y seguiré trabajando por mi querida provincia de Salta y para que Argentina se ponga de pie».

La carta de dimisión de Ameri llegó mientras continuaba en la madrugada de este viernes la sesión de Diputados con el tratamiento del orden del día, que incluía varios proyectos de ley.

Minutos pasadas las 3 de la mañana, la Cámara votó a favor de aceptar el pedido de renuncia con 224 votos afirmativos, uno negativo y tres abstenciones y Juan Emilio Ameri dejó de pertenecer al cuerpo.

Antes de la votación, la diputada Silvia Lospennato tomó la palabra para solicitar que los bloques políticos se expidan condenando la conducta del diputado saliente y así «sentar un precedente»

«Estamos concluyendo un día que nos entristeció a todos, ninguno de nosotros ni ningún habitante argentino mereció el bochorno al que lo sometió el diputado renunciante. Independientemente de la decisión de la Cámara, queremos manifestar que acordamos con el procedimiento propuesto durante el día y creemos que los bloques politicos deben expedirse sobre la conducta del Ameri. No tendrá efectos de expulsión pero sentará un precedente sobre lo que no estamos dispuestos a tolerar«, afirmó Lospennato.

La diputada Cecilia Moreau, por su parte, felicitó a Sergio Massa por «su celeridad para tomar una decisión» y destacó que la bancada oficialista no haya dudado en condenar la inconducta de un miembro del bloque. Además, coincidió con Lospennato sobre la necesidad de realizar una declaración política.

Otra de las diputadas que habló antes de la votación fue Graciela Camaño, quien se mostró «escandalizada» por lo que se vivió durante la sesión especial de la Cámara.

«Este fue el escándalo más bochornoso que me tocó vivir. Y no podemos simplemente aceptar una renuncia, tenemos que hacer que esto nos convoque a una introspección, a una suerte de código ético sobre qué comportamiento debemos tener en esta nueva realidad que tenemos de trabajar con las redes. Nos tenemos que interpelar profundamente, que esto nos lleve a ser mejores y que la sociedad no nos siga mirando de la manera en la que nos vio hoy«, aseveró.

Mario Negri cerró las exposiciones reclamando, en línea con lo presentado por Lospenatto, Moreau y Camaño, una «contundente» declaración contra el comportamiento del ahora ex diputado nacional.

Luego de registrada la votación, Sergio Massa utilizó su última intervención para agradecerle a los presidentes de bloque por el acompañamiento para aplicar el artículo 188 y llevar adelante la particular sesión.

Durante el debate en el que participaba de forma remota, el dirigente salteño comenzó a manosear a su joven pareja y le besó un pecho.

Todo quedó registrado en la pantalla gigante que se instaló para habilitar las sesiones durante la pandemia.

El episodio se registró cuando Carlos Heller respaldaba el proyecto de ley de Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional (FGS), que contempla la renegociación de la deuda que las provincias tienen con la ANSeS.

Poco después, Massa interrumpió el debate para reclamar la «inmediata suspensión» de Ameri, tal como lo establece el artículo 182 del reglamento parlamentario.

La suspensión se sometió a votación y muchos diputados advirtieron que no comprendían los motivos. «Presidente, por favor, tengamos un poco de calma porque muchos de nosotros no sabemos qué ha sucedido», pidió Graciela Camaño.

Por ello, la diputada Cecilia Moreau tomó la palabra para explicar que «el diputado Ameri estaba en una situación muy íntima con su pareja«.

Las horas de Ameri en su banca ya estaban contadas antes de que presentara su renuncia. Su situación era insostenible y hubo rápidos repudios incluso desde adentro mismo del kirchnerismo.

Ameri había asumido en 2019 en reemplazo de Sergio «Oso» Leavy, quien pasó a ocupar una banca en el Senado. Su jura se dio con polémica, porque por entonces fue blanco de denuncias de acoso a una militante menor de edad. Tenía mandato hasta 2021.

En Salta, el legislador del escándalo militaba dentro del grupo kirchnerista de Leavy, llamado «El Aguante».

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión