SPEPM evalúa no autorizar suba de cuotas de colegios hasta 2021

EDUCACION LOCALES


La idea es congelar las cuotas hasta el segundo semestre del año que viene. Esto recién se definiría dentro de un mes. “Los tiempos que vienen serán muy difíciles para todos”, reflexionó Carlos Lezcano, presidente del SPEPM.

El Servicio Provincial de Educación Privada (SPEPM), analiza la posibilidad de no autorizar aumentos en las cuotas de las instituciones subvencionadas por el Estado hasta mediados del año 2021.

La medida está siendo debatida dentro del organismo y con los administradores de los colegios y, pese a que no se puede hablar de consenso absoluto, cuenta con el apoyo de muchas instituciones de gestión privada de la educación.

Vale recordar que estas instituciones, están atravesando un momento financiero difícil pues entre el 70 y 80% de las familias de sus alumnos están pagando las cuotas con mora durante la pandemia.

Las escuelas de gestión privada temen que la situación empeore pues, aunque las clases presenciales retomen en agosto o septiembre, difícilmente podrán juntar el dinero suficiente para pasar los dos meses de verano que no cuentan con ingreso y, pese a ello, deben seguir afrontando gastos de servicios, alquileres, pago de haberes de no docentes e incluso de algunos docentes.

Aun así, el panorama socio-económico que se vislumbra para el país en los próximos meses obliga tanto al SPEPM como al sector de gestión privada de la educación a pensar en un nuevo y gran esfuerzo para evitar que los alumnos se desplacen a las escuelas públicas.

En estudio

El director general de control de gestión y financiamiento del SPEPM, Gustavo Lezcano indicó que “todavía no hay nada concreto porque recién lo resolveríamos entre agosto y septiembre, pero estamos haciendo un estudio para ver de qué manera se puede seguir sin tener que subir las cuotas en los colegios privados, por lo menos hasta el segundo semestre de 2021. Todavía no está definido aún, es sólo una idea, pero sabemos los tiempos que vienen serán muy difíciles para todos”, remarcó.

Lezcano recordó que “el sector privado de la educación es muy variado en Misiones y a él acude en su mayoría la clase media. Tenemos escuelas en el Gran Posadas que atienden a sectores vulnerables como barrio San Jorge y Villa Cabello, hay escuelas parroquiales, las Escuelas de la Familia Agrícola (EFA) donde asisten los hijos de los colonos”, detalló.

El 99% de los colegios tienen subvención

Hoy, la subvención del Estado al sector privado de la educación está evitando el quiebre de estas escuelas de gestión privada que, pese a ello, atraviesan una situación crítica por el pago irregular de las cuotas por parte de sus alumnos.

Misiones tiene 228 escuelas de gestión privada y 220 de ellas tienen algún tipo de subvención, pero no todas tienen cubiertos el 100% de los sueldos de sus docentes. En función del porcentaje de subvención, el Estado establece condiciones en valor de las cuotas que esa institución puede cobrar a sus alumnos. De ahí que la resolución anual del SPEPM que establece el porcentaje máximo que pueden subir las cuotas de los colegios subvencionados es determinante para 99% de estas instituciones.

“El sistema de educación de gestión privada atiende 105 mil alumnos en Misiones, desde nivel inicial hasta nivel superior. Se trata de una población escolar nada desdeñable desde su tamaño por lo que el sistema de gestión privada hace un equilibrio con el sistema de gestión estatal”, señaló Lezcano.

AIPEM: “Tenemos que hacer un esfuerzo todos juntos”

Al ser consultada sobre la posibilidad de que no se autoricen aumentos en las cuotas, la presidenta de la Asociación de Instituciones Educativas Privadas de Misiones (AIPEM), Delicia Olivera, opinó que “creo que todas las instituciones tendremos que hacer este esfuerzo, en la institución donde estoy la cuota es de 750 pesos desde hace dos años porque decidimos no actualizar su valor desde entonces pese a contar con la autorización del SPEPM, lo hacemos porque conocemos la realidad de las familias y su comunidad”.

Para Olivera, “si queremos mantener nuestra matrícula y acompañar a las familias, tenemos que hacer un esfuerzo todos juntos. Creo que para las escuelas de gestión privada los meses más duros van a ser los del receso de verano, esperemos poder hacer una reserva en los meses anteriores porque eso quedaría para cubrir los gastos durante enero y febrero que son los meses sin ingresos de cuotas”.

“Esta es la gran preocupación que tenemos, cómo vamos a afrontar los cargos no subvencionados, aguinaldo y aportes… el panorama que se viene para fin de año es todavía más complicado que el actual”, agregó.

Una alternativa

Olivera confirmó que muchas instituciones están gestionando una mayor subvención del Estado que les permita seguir adelante, “contamos con el apoyo de las autoridades del SPEPM para salir en auxilio de las instituciones más pequeñas y con muchas necesidades, eso lleva un poco de alivio al sector”.

Al respecto, Lezcano indicó que “como Estado, tratamos de acompañar esta situación desde lo pedagógico y, dentro de lo posible, desde lo financiero, porque es una situación inédita. Es muy importante la presencia del SPEPM, tenemos que aprender de nuevo y desaprender muchas cosas. Estamos recorriendo las escuelas a lo largo de la provincia”.

Fuente: PE

Dejanos tu opinión