Máxima tensión: aunque invitaron a todos, sólo un miembro de la Corte iría a la presentación de la reforma judicial

NACIONALES POLÍTICA


Lo aseguraron altas fuentes oficiales. En el acto se presentará el consejo que, por impulso de Cristina, estudiará una ampliación del Máximo Tribunal.

El presidente de la Corte Suprema de la Nación, Carlos Rosenkrantz, y otros tres miembros del tribunal (Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda) no irán a la presentación de la reforma judicial que encabezará este miércoles a la tarde el presidente Alberto Fernández y donde, entre otras cosas, se oficializará el consejo consultivo que estudiará, por impulso de Cristina Kirchner, una ampliación del Máximo Tribunal.

Una alta fuente judicial aseguró a Clarín que se trató de una «decisión grupal», aunque otra lo relativizó, por la indisimulable interna que hay entre miembros del Tribunal. Como sea, en privado, los cuatro ausentes rechazan el nuevo avance kirchnerista sobre la Corte. Como contó este diario, creen que el objetivo central de la presión es aliviar la situación judicial de la ex presidenta, muy comprometida en causas de corrupción y con recursos pendientes para que defina el alto Tribunal.

La invitación a los miembros de la Corte llegó a través de Julio Vitobello, hombre de máxima confianza de Alberto Fernández y actual secretario general de la Presidencia. Desde la oposición, los referentes de Juntos por el Cambio también avisaron que pegarán el faltazo. Este martes, en una reunión virtual en la que participaron Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, acordaron con la UCR y la Coalición Cívica rechazar el proyecto K. La duda es qué harán otros referentes opositores, miembros del Consejo de la Magistratura y jueces federales, que también se verán afectados por los cambios.

La muy probable presencia de Elena Highton, vice de la Corte, no llama la atención: tras haber cumplido los 75 años y con edad para jubilarse, depende de la voluntad del Gobierno para seguir en el cargo. Más allá de que no habría esgrimido ningún razón a sus compañeros del tribunal, la diferenciación causa indudable malestar interno. 

De todos modos, hasta no ver a la jueza sentada allí, algunas fuentes dudan. Highton es la única de los cinco miembros que pertenece a los que se conoce en la jerga como «la familia judicial», donde el rechazo a los cambios es casi unánime. ¿Habrá llamados a la vice de la Corte para que revea su postura?

Otro tema que alerta a los miembros de la Justicia es la ausencia de precisiones sobre los cambios que se propondrán. En la Corte aseguran no haber recibido ni siquiera un borrador del proyecto. Tampoco de por dónde irían los discursos. Revival de algunos anuncios de Cristina, cuando incluso los invitados que accedían a participar desinformados de los actos eran retados en vivo.

En medio de esta tensión y con las actividades judiciales a punto de entrar en una nueva normalidad, cada fallo del Máximo Tribunal vinculado a la política será leído con esta particular tamiz. Y se descuenta que la vicepresidenta seguirá presionando. Este año hizo un testeo y no le fue bien: cuando pidió certeza a la Corte sobre las sesiones virtuales que se proponía comenzar en el Senado, perdió 5 a 0. Una derrota que la habría convencido para acelerar el avance.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión