Un muro de Donald Trump entre Estados Unidos y México, derrumbado por el huracán Hanna

INTERNACIONALES


Una mujer muerta, tres niños desaparecidos al ser arrastrados por una corriente de agua y daños en un hospital de Reynosa son algunos de los efectos del huracán Hanna, que golpeó parte de la zona limítrofe entre ambos países.

Una mujer muerta, tres niños desaparecidos al ser arrastrados por una corriente de agua y daños en un hospital de Reynosa, frontera mexicana con Estados Unidos, son algunos de los efectos del huracán Hanna, que golpeó parte de la zona limítrofe entre ambos países.

Un video difundido por Internet mostró que un fragmento del muro ordenado construir por el presidente Donald Trump.

Hanna, que golpeó el domingo los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, vecinos de ciudades texanas, en la franja noreste de México, dejó como secuela inundaciones y derrumbes.

Nuevo León y en particular la capital son actualmente el nuevo epicentro de la pandemia de Covid-19, con uno de los más altos niveles de contagios y hospitalizaciones.

El fenómeno meteorológico, convertido ahora primero en tormenta y luego en depresión tropical, elevó 40% el nivel del Río Santa Catarina, que cruza gran parte de Monterrey, capital de Nuevo León, y se encuentra seco la mayor parte del año.

Las redes sociales se agitaron con mensajes que incluyeron videos y fotografías que mostraban cómo crecía cada vez en forma más preocupante el nivel del torrente Santa Catarina, que desde 2010 no registraba un nivel similar por el huracán Alex.

La fuerza del arroyo Topo Chico, tributario del Santa Catarina, se llevó al niño Alexander Hernández, de edad no precisada, cuyo paradero se desconoce, como el de otras tres personas también arrastradas por una avalancha en Tamaulipas Además, se reportó la caída de árboles, e inundaciones en barrios de Reynosa como Santa Fe y Paseo Residencial, que alcanzaron hasta metro y medio de altura y obligaron a rescatar con lanchas a personas atrapadas en un bus de pasajeros y automovilistas que quedaron en medio de las corrientes.

También en Reynosa, vecina de la ciudad texana de McAllen, se reportó que una mujer de 33 años no identificada que sufría epilepsia resultó ahogada.

Asimismo, el hospital Materno-Infantil de Reynosa resultó inundado el domingo temprano en sus niveles inferiores al aumentar los niveles de agua, por lo que fue necesario trasladar a los enfermos a pisos superiores o bien enviarlos a otros centros médicos.

La rápida intervención de brigadas de bomberos permitió bombear el agua y normalizar las actividades horas más tarde En Monterrey las autoridades ordenaron la suspensión temporal del transporte público, lo que paralizó parcialmente las actividades de la zona metropolitana.

En esa misma urbe, fachadas y techos de diversos edificios de la zona metropolitana, como el Doctors Hospital, un centro médico privado ubicado en el exclusivo barrio periférico de San Pedro Garza García, resultaron dañados por la fuerza de los vientos huracanados.

En el centro comercial Plaza Real colapsó el domo del edificio debido al peso del agua acumulada, sin reportarse lesionados.

En total, en Nuevo León hubo 27 reportes de cortocircuitos, la caída de 14 postes y bardas, 20 árboles arrancados de sus raíces y bloqueos de rutas.

Este lunes la depresión tropical Hanna, cada vez más debilitada, abandonó Tamaulipas y se dirigió al norte de Nuevo León, donde se prevé que siga causando estragos, con vientos sostenidos de 75 kilómetros por hora.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión