Francia: Un monaguillo confesó haber provocado el incendio en la catedral de Nantes

INTERNACIONALES


Podría recibir una pena de hasta 10 años de cárcel y una multa de 150 mil euros.

Una semana después del incendio en la catedral de Nantes, el principal sospechoso confesó ser el autor del ataque y fue inmediatamente puesto en prisión preventiva.

El hombre detenido por el incidente registrado el 18 de julio en la catedral de la ciudad ubicada al oeste de Francia confesó ser el responsable del incendio, aunque no se aclararon los motivos que llevaron al monaguillo a hacerlo, informaron fuentes judiciales francesas.

El detenido tiene 39 años y había llegado a Francia como refugiado desde Ruanda hace varios años. Trabajaba como voluntario para la diócesis. Ante el juez de instrucción declaró haber encendido fuegos en los tres focos del incendio que afectaron a la catedral, según informó el fiscal de Nantes, Pierre Sennès, citado por la agencia de noticias DPA.

«Mi cliente ha cooperado», dijo Quentin Chabert, abogado del sospechoso, que se expone a una pena de hasta diez años de cárcel y una multa de 150.000 euros, informó el diario francés Le Monde.

«Lamenta amargamente los hechos y reconoce que (confesar) ha sido una liberación para él. Está sumido por los remordimientos y sobrepasado por la magnitud de los acontecimientos», manifestó Chabert.

El rector de la catedral Hubert Champenois puntualizó que el voluntario estaba encargado del cierre de las puertas el 17 de julio, día en el que se registró el incendio en la catedral, por lo que fue detenido e interrogado, si bien en un primer momento no reconoció los hechos.

En este sentido, Sennès destacó que en la primera declaración hubo «contradicciones» que llevaron a las autoridades a citarle nuevamente a declarar.

El fiscal había manifestado el sábado que las investigaciones apuntan a «un acto criminal». Se abrió la investigación por incendio intencionado tras detectar tres focos distintos en la catedral de San Pedro y San Pablo, que data del siglo XV. Un foco en la zona del órgano del templo, que quedó destruido, y dos más en el costado de una de las naves.

Fuente: Télam

Dejanos tu opinión