Femicidio en Santa Fe: encontraron el cuerpo de Julieta Del Pino, la joven que estaba desaparecida

POLICIALES


Julieta Abigail Del Pino tenía 19 años y fue vista por última vez este viernes a la noche. Este sábado encontraron su cuerpo en la casa de su ex novio, quien terminó confesando el femicidio.

Luego de la desaparición de la joven, su madre comenzó a buscarla en todos los lugares por donde se movía. Al no poder encontrarla decidió enviar un mensaje de Whatsapp que se compartió en todos los celulares de Berabevú, en el departamento de Caseros, al sur de la provincia de Santa Fe.


“Les pido una ayuda por que estoy desesperada, hace de anoche a las doce de la noche que no podemos encontrar a Julieta. Ya la está buscando la Policía también. Apagó el teléfono a las doce de la noche cuando salió del trabajo, me dijo que le caliente la comida y a casa no llegó nunca más. Se la tragó la tierra y ya en el pueblo no me quedan más casas donde buscar. Les pido que pregunten a sus hijos, o al grupo de chicos si quizá armaron joda en algún campo y yo no sé y a lo mejor está allá. Estoy desesperada, por favor. Muchas gracias” indicaba el audio.

Según indicó El Litoral, este sábado por la noche se confirmó que la Policía halló el cuerpo de Julieta enterrada en el patio de su exnovio. El cuerpo estaba enterrado en el patio de su casa, y se encontró en medio de un allanamiento ordenado por la fiscal a cargo de la causa, Susana Pepino.

La fiscal indicó que la Policía pudo ver a la joven en una cámara de seguridad ubicada cerca de un club deportivo que está a dos cuadras de su casa. Julieta estaba en su bicicleta, pero fue la última imagen de ella con vida.

Pedido de justicia por Julieta

Tras confirmarse el hallazgo del cuerpo de Julieta, en redes sociales comenzó a circular un texto exigiendo Justicia por su femicidio. “Lo cuento yo porque Julieta Delpino no puede“, se titula el pedido que muchos compartieron en sus perfiles.

“Salí de casa como todos los días, era un lindo día, hacía un poco de frío, me abrigué y salí en bici con la compañía del solcito hasta mi trabajo. Llegué al kiosco, la gente conocida de siempre, con barbijos y respetando la distancia. Pasaron las horas, con hambre le escribí a mamá que me caliente la comida, que terminaba y salía para casa. Agarré mi bici y partí para mi casa pero dos cuadras antes me esperaba el peor destino, estaba Cristian R. en su auto, me metió dentro de él a la fuerza. Mi mamá mientras tanto me estaba esperando con la comida calentita como yo le había pedido. Pasaron las horas y mamá empezó a preocuparse, me llamó y mi celular estaba apagado. Me salió a buscar por todo el pueblo, todo el pueblo salió a buscarme; quizá tenían la esperanza de encontrarme de alguna amiga pero yo nunca me iba sin avisar antes. Mami no llores, acá estoy. Cristian R. me secuestró, violó y enterró en su patio“, detalla el texto cuya autoría es desconocida.

Fuente: Mitre

Dejanos tu opinión