Mientras se define su excarcelación, detectan más propiedades de Lázaro Báez sin embargar

NACIONAL POLÍTICA


Lo informó el síndico de la intervención de Austral Construcciones. La ex esposa de Báez denunció que maneja $2 millones mensuales en alquileres y no los rinde a la Justicia.

Colocarle un número al patrimonio del dueño del Grupo Austral fue una tarea que encabezó el fiscal Guillermo Marijuan junto al Tribunal de Tasación de la Nación (TTN). El listado incluye 1.412 propiedades valuadas en U$S 205 millones, pero anticiparon que no estaba todo dicho.

Ahora, el síndico de la quiebra de Austral Construcciones, acaba de informar que continuaron apareciendo propiedades que no estaban constadas y que pertenecen a la compañía con un agravante, «los accionistas nunca hicieron una presentación con el detalle de los activos, su estado, sus ocupantes».

Esta situación, además, despertó la interna familiar porque los abogados de la ex esposa de Báez sostienen que los administradores nombrados por el empresario K desde la cárcel, manejan «más de dos millones de pesos por mes en alquileres y no los rinden a nadie». 

Todas estas revelaciones se dan justo cuando Báez debe pagar $632 millones para salir de prisión y su defensa sostiene que no tiene ese dinero. Así, otra discusión surge sobre su patrimonio. ¿Puede superar el mismo los U$S 205 millones? En Comodoro Py, aseguran que es posible porque la tasación es de 2017 y continuaron aparecieron propiedades. Esa cifra responde a más de 200 allanamientos realizados en siete provincias diferentes, donde el empresario K adquirió todo tipo de inmuebles.

Una parte de esa porción corresponden a los activos de Austral Construcciones, la firma insignia que según la justicia, recibió de manera irregular 51 licitaciones por $ 46.000 millones. 

Cuando comenzó el trámite concursal se informó que Austral tenía a su nombre 52 departamentos (en Buenos Aires y Santa Cruz), 2 locales (en el sur), 26 cocheras en los diferentes inmuebles que cuentan con unidades funcionales, 25 propiedades identificadas como edificios, 3 estancias, 12 terrenos y varios cientos de automotores y maquinarias.

Sin embargo, con el avance del concurso que derivó en la quiebra en julio de 2018, la jueza en lo civil y comercial María José Gigy Traynor, detectó que la constructora percibía por alquileres $ 848.951,78 por mes. Se desconocía el destino de estos fondos ya que las cuentas estaban sin operar e inhibidas. «No está claro a dónde iba ese dinero que manejaba Austral mes a mes por el alquilar sus propiedades», indicó la Magistrada. No se conoce quién percibe los alquileres, quién administra las unidades, dónde se pagan los cánones locativos.

Pasaron los meses y este año, Norma Calismonte ex esposa de Báez realizó una queja a través de sus abogados Roberto Herrera y Alejandro Baldini donde señalaron que administradores y apoderados «manejan mes a mes cerca de dos millones de pesos en concepto de alquileres de propiedades de Austral que no se rinden a la justicia ni a la familia». Un agujero negro.

Recientemente, hubo un robo en una propiedad de Báez en El Calafate. Se habló de un obrador de Austral Construcciones, pero la justicia comercial lo dio por descartado: pertenece al empresario K pero no es un activo inscrito a nombre de la compañía. Así y todo el síndico nombrado por la jueza Gigy Traynor, señaló que ese inmueble estaba a nombre de una de las estancias que a su vez, integra el patrimonio de la constructora. Nada de esto estaba declarado.

Como se encuentra en proceso de quiebra, se ordenaron diversos remates en dicho contexto para hacer frente al reclamo de una veintena de acreedores que tiene la firma. Por eso resulta relevante determinar cuántos bienes tiene Austral Construcciones. Sucede que también es una tarea compleja para la justicia comercial.

El síndico expresó en el escrito que en los estados contables de la empresa se registró «que era apenas titular del inmueble de Manuel Ugarte, Roosvelt, Alvear al 600 en Río Gallegos pero en realidad a la fecha existen más de 45 incidentes de venta de con cantidades de bienes inmuebles que fue descubriendo la sindicatura». Entonces, dijo que hay otras propiedades bajo investigación al haber sido detectadas. Nada de ello, una vez más, estaba declarado.

En este punto, la sindicatura se refirió al comportamiento de los accionistas, Lázaro Báez (95%) y su hijo Martín (5%), «jamás hicieron una presentación con el detalle de los activos y su estado de conservación  y de sus ocupantes, no entregaron las llaves, y no acompañaron un detalle de quiénes ocupan legítimamente o no las propiedades. Nada han colaborado». 

Así, siguen investigándose inmuebles a nombre de la constructora que al no estar declarados por los dueños, no son alcanzado por las medidas cautelares. En su oportunidad, Clarín contó que desde la cárcel Báez endosaba cheques a nombre de Austral -en concepto de alquileres- que se cobraban después y la justicia no logró determinar a dónde iban a parar esos fondos: más de $ 500.000 por mes. 

Fuente:Clarín

Dejanos tu opinión