Denuncian a Alejandro Vanoli por supuesto tráfico de influencias y conflicto de intereses

NACIONAL POLÍTICA


Es porque tiene una consultora que asesora empresas en la que sigue figurando como director a pesar de sus cargos públicos. Además, no la declaró ante la Oficina Anticorrupción.

Tras su salida de la Anses, Alejandro Vanoli suma problemas. La abogada especialista en temas de corrupción Silvina Martínez lo denunció ante la Oficina Anticorrupción para que se determine si incurrió en los delitos de tráfico de influencias y conflicto de intereses. Segun la denuncia, Vanoli es director de Synthesis Argentina, una consultora especializada en temas económicos y financieros que aún está en actividad y que el ex jefe de la Anses evitó asentar en su declaración jurada Ante la Oficina Anticorrupción cuando asumió como funcionario.

La denuncia de Martínez destaca que incluso en la pagina web de la consultora Vanoli sigue figurando como director y allí se «anuncia que brinda servicios a más de 80 clientes, con la elaboración de más de 500 informes».

«La consultora ofrece servicios financieros y en temas jurídicos servicios de consultoría para administrar adecuadamente los ahorros y obtener financiamiento y asesoramiento general en temas económicos y financieros, manejo de conflictos societarios y la defensa del consumidor financiero. Ofrecen sus informes periódicos sobre la situación macroeconómica y financiera en el plano global, regional y local», explica la denuncia sobre la consultora de Vanoli.

«Claramente se comercializa la información privilegiada que puede brindar un miembro del gobierno que a su vez es titular de una consultora», dice Martínez en la denuncia.

La sospecha es que Vanoli podría haber usado información privilegiada a la que accedía como funcionario público para favorecer, vender o mejorar la situación de sus clientes y la propia, ya que la consultora Synthesis cobra por esos servicios.

«Aún en el supuesto de que haya dejado de estar al frente de su consultora, la opacidad de su distanciamiento, como la falta de una venta pública de su participación, a la par que aparece como director publicitado en la página web de la consultora puede plantear cuanto menos un conflicto de intereses», describe la abogada.

Lo cierto es que Vanoli fue hasta hace menos de una semana el jefe de la Anses, un organismo clave que maneja una de las cajas más grandes del Estado. Lo desplazaron, entre otras cuestiones, por las desprolijidades en el pago del IFE, el bono de $10.000 pesos que está entregando el Gobierno en medio del coronavirus. También por la desorganización en los pagos a jubilados que generaron largas colas de ancianos en medio de la pandemia.

En lugar de Vanoli asumió en la Anses Fernanda Raverta, muy cercana a Cristina Kirchner y parte de la agrupación La Cámpora. Antes de asumir, era ministra de Desarrollo de la Comunidad en el gobierno de Axel Kicillof en la Provincia. 

Más allá de su errático paso por la Anses, Vanoli podría ser designado al frente de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

En la denuncia Martínez recuerda que los conflictos de intereses están regulados en el capítulo V de la Ley 25.188. Allí se describen situaciones concretas y objetivas en las que se presume -sin admitir prueba en contrario- la existencia de un riesgo para la imparcialidad de los funcionarios. «La ley prohíbe que los funcionarios públicos realicen actividades en el ámbito privado sobre las que -como agentes del Estado- tengan atribuciones . En tal sentido, como condición para asumir el cargo público, deberán renunciar a dichas actividades incompatibles», explica la abogada en su escrito.

La denuncia fue presentada en la Oficina Anticorrupción, un organismo que depende del Gobierno y que hoy está a cargo de Félix Crous, un ex fiscal muy cercano al kirchnerismo. 

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión