Coronavirus: Gran Bretaña es ahora el país con más muertos de Europa

INTERNACIONALES


En las últimas horas pasó los 32.000 decesos y superó a Italia, la nación más golpeada por el virus; el primer ministro Johnson anunciaría el desconfinamiento el domingo próximo en medio de críticas a la gestión.

PARÍS.- Con más de 32.000 muertos, Gran Bretaña se convirtió ayer en el primer país de Europa y el segundo en el mundo, después de Estados Unidos, con mayor número de decesos por coronavirus. La situación no solo es particularmente dramática en las residencias para gente mayor, con 6300 muertos, sino que, según ciertos medios, el número de víctimas mortales podría ser 40% más elevado.

«Datos de la Oficina Nacional de Estadística muestran que las cifras dadas a conocer hoy [por ayer, 32.000 muertos] ya eran muy superiores el 24 de abril», escribió ayer el periódico Daily Mail . «Ese número es 42% más alto que los datos difundidos por el Departamento de Salud Pública en aquella fecha. Según ese cálculo, el número actual de decesos podría superar los 40.000. Esto querría decir que el Covid-19 mató a más británicos en ocho semanas que los que murieron durante los siete meses de bombardeos alemanes en la Segunda Guerra Mundial», anotó.

En todo caso, las cifras dadas a conocer ayer demuestran que el coronavirus ya costó la vida a más gente en Gran Bretaña que en Italia, considerado el país más azotado por la pandemia.

«Demoras en los informes, víctimas sin contar porque murieron en sus casas o en residencias de ancianos, y la negativa a sumar a todo aquel que no fue testeado, demuestra que el registro diario de muertos no es el más riguroso para saber cuánta gente es víctima de la pandemia», agrega el Daily Mail .

En todo caso, el número de muertos disminuye lentamente en el país, una tendencia «tranquilizadora», según Nick Stripe, analista de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS). Stripe señaló, sin embargo, que los hospitales británicos registran cerca de 75% más de decesos que otros años en la misma época.

«En las residencias para ancianos la situación es aún más dramática», agregó el especialista. «La semana pasada registramos casi cuatro veces más muertes de lo que esperábamos para este período. Es decir 280% más que el promedio de los últimos cinco años. Y el número aumenta», lamentó.

Y mientras el primer ministro Boris Johnson no termina de armar un plan concreto para el desconfinamiento, un exconsejero de la oposición laborista reunió una docena de expertos para escrutar las decisiones del gobierno conservador en ese terreno. Sir David King puso a Johnson en aprietos con su decisión de difundir en directo en YouTube la primera reunión de su «comité científico bis», tres horas antes de su primera conferencia de prensa.

Exconsejero científico de Tony Blair y de Gordon Brown, King reunió una docena de expertos -virólogos, médicos en terapia intensiva y epidemiólogos- para estudiar «con toda transparencia» los mejores medios de responder a la pandemia.

A los 80 años, ese profesor benemérito en física y química de Cambridge quiere denunciar la opacidad del Scientific Advisory Group for Emergencies (SAGE), el consejo científico que asiste a Johnson en la pandemia, pero cuyas deliberaciones no habían sido difundidas desde el 16 de marzo hasta anteayer. King intenta así suscitar un debate público en un momento crucial, pues el primer ministro debe desvelar las condiciones y la agenda del desconfinamiento del país el domingo.

Nada se filtró hasta ahora sobre las intenciones de Johnson, y los británicos deben contentarse con escuetas versiones publicadas por la prensa aquí y allá. Hasta el ala derecha del oficialista Partido Conservador comienza a impacientarse: el domingo pasado, el influyente Steve Baker, diputado y brexiter convencido, denunció un confinamiento «absurdo, distópico y tiránico» en las columnas del Sunday Telegraph .

«Se trata de un nuevo virus, todavía debemos descubrir muchas cosas, pero recibimos con beneplácito opiniones científicas de otros grupos», declaró un vocero del gobierno. En todo caso, la iniciativa de King ya provocó una primera reacción oficial: anteayer, el gobierno publicó una lista casi exhaustiva de los miembros del SAGE (50 personas, la mitad de ellas expertos gubernamentales). Ayer por la mañana, el mismo SAGE puso en línea una serie de documentos que sirvieron como base de reflexión desde fines de marzo a comienzos de abril.

Los motivos de tanta desconfianza comenzaron con un artículo del diario The Guardian , que reveló a fines de abril la presencia de Dominic Cummings, poderoso y controvertido consejero de Johnson, en una reunión crucial del SAGE, después de la cual el premier anunció el confinamiento. Esa información provocó profundas dudas sobre la independencia del SAGE, a pesar de que el gobierno repite una y otra vez que toma «las buenas decisiones, en el momento apropiado, guiado por los mejores consejos de la ciencia».

Fuente: LN

Dejanos tu opinión