Coronavirus en Argentina: Daniel Arroyo dijo que ahora hay 3 millones de personas más que piden asistencia alimentaria

NACIONAL POLÍTICA


El ministro reconoció que por la pandemia “se ha complicado la situación” social en los últimas semanas.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, dijo este lunes que por la crisis del coronavirus ahora hay 3 millones de personas más que demandan asistencia alimentaria y que «es objetivo que se ha complicado más la situación».

«Previo al coronavirus teníamos 8 millones de personas que demandaban asistencia alimentaria y en 15 días pasamos a 11 millones. Eso obliga a readaptar la política del ministerio», explicó en una entrevista con el canal Todo Noticias.

Asimismo, Arroyo dijo que «tenemos que ver en los próximos días si siguió subiendo» ese número, dado que «hay dos realidades nuevas: una es la del sector informal integrado, que vivía del ingreso diario y que lo bajaron a cero y por eso fueron a demandar alimentos; la otra es la del sector que entraba y salía, que hacía changas y cuando andaba mal iba a un comedor».

 

El funcionario nacional reconoció que antes de la pandemia «había encarado una política que tenía que ver con vincular planes sociales con trabajo, y armar fondos para máquinas, herramientas, insumos y bienes de capital», pero ahora tuvo que «girar eso a fondos para alimentos y artículos de higiene».

«El INDEC había marcado 35% de pobreza en el último semestre, pero casi 38% en el último trimestre del año. De ahí es objetivo que se ha complicado más la situación», afirmó.

 

Si bien dijo que «es difícil proyectar» en números cuánto se deterioró la situación social, dijo que «cualquiera que vaya a un comedor, a un merendero o a una escuela va a ver que hay más gente».

Por otra parte, sostuvo que «para el 40% de la población más pobre hay que acompañar esta cuarentena con mecanismos de salida para adelante», y puso el ejemplo de «armar un gran sistema de créditos no bancarios».

Sobreprecios en alimentos

Consultado por el caso de las compras de alimentos con sobreprecios que iba a hacer el Ministerio de Desarrollo Social, y que derivó en una denuncia penal, Arroyo explicó que «hay una investigación en curso, se suspendió el proceso de compra de los siete productos y hubo un cambio de funcionarios».

«Para adelante hay dos puntos claves: una nueva decisión del Gobierno que es establecer precios máximos mayoristas y, en segundo lugar, invitar a todos los productores a anotarse en una nueva compra de alimentos», explicó.

 

«Los proveedores del Estado y de este ministerio son los mismos de hace muchísimos años y la decisión que apuntamos ahora es que todos participen. Para hacerlo tienen que formar parte de una plataforma que se llama Comprar», agregó.

En tanto, destacó la importancia de la «descentralización» de la compra de alimentos. «El Estado no puede comprar 12 millones de kilos de alimento, tiene que generar un mecanismo para fomentar el desarrollo local y que los que trabajen en cada comedor y cada municipio, lo puedan hacer por su propia cuenta», dijo.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión