Ya hay una danza de nombres para reemplazar a Agustín Rossi si va como ministro de Defensa de Alberto Fernández

NACIONAL POLÍTICA


Máximo Kirchner, Cristina Alvarez Rodríguez, José Luis Gioja y Daniel Filmus son algunos de los que suenan para estar al frente del bloque.

Aunque no está confirmada la salida de Agustín Rossi del Congreso, la posibilidad de que Alberto Fernández lo convoque para el ministerio de Defensa cobró fuerza y en la Cámara de diputados ya está abierto el debate sobre quién debería reemplazarlo al frente del bloque del Frente para la Victoria.

El tema no es menor porque de esa decisión dependerá en gran parte si todos los sectores que integraron el Frente de Todos para las elecciones lograrán unificarse en un mismo bloque. Además, los usos y costumbres indican que quien preside el bloque mayoritario se impone también como jefe de interbloque.

 

La danza de nombres es diversa. Entre los más repetidos están Máximo Kirchner, Cristina Alvarez Rodríguez, Daniel Filmus, y José Luis Gioja.

Algunos incluso sugieren a Lucía Corpacci, quien llega al recinto después de dos mandatos como gobernadora de Catamarca. Sin embargo, todo indica que al igual que los diputados de Santiago del Estero y Misiones, los catamarqueños sostendrán un bloque propio.

En el FpV aseguran que en medio de los rumores en torno a Rossi, que Máximo sea uno de los candidatos a sucederlo es un análisis «lógico» pero aclaran que «no hay nada concreto». En la campaña el dirigente de La Cámpora hizo buenas migas con Sergio Massa, que se encamina a presidir la Cámara.

Sin embargo, el hijo de la futura vice presidenta genera dudas por fuera del kirchnerismo, donde prefieren una figura que represente «la amplitud» del espacio y, en sintonía con el presidente Alberto Fernández, se muestre más moderada.

En busca del perfil, se habla de alguien que pueda generar respeto y autoridad entre sus pares, que tenga cintura política para lograr aglutinar a todos en los debates más ríspidos y capacidad de oratoria para sentar posición en los discursos de cierre. El puesto también requiere tiempo para articular con las planas necesarias del Ejecutivo e incluso resolver cuestiones administrativas del parlamento.

«A un jefe de bloque se le exige desde conseguir avales para una ley y ser una voz ante los medios hasta poder resolver exigencias de los diputados que pueden incluir reclamos porque la computadora del despacho no les anda», apunta un legislador con años en la Cámara.

 

El nombre del presidente del PJ, José Luis Gioja, se nombró pero en su entorno dicen que «no le dan entidad a los trascendidos» y que no es un lugar que el puntano busque. Es muy demandante para su edad y no quiere descuidar San Juan.

Daniel Filmus es políticamente correcto. Al igual que Rossi tiene experiencia como ministro y años de diputado. Si bien se especuló con que pudiera ir al área de Educación o Cultura del gabinete de los Fernández, en su entorno aseguran que eso está completamente descartado.

Por su parte, la figura de una mujer del seno del peronismo como Cristina Alvarez Rodríguez también cobra peso. Por su rol en la estructura del PJ tiene lazos con los gobernadores y como secretaria del bloque del FpV conoce bien el funcionamiento de la Cámara.

Lo cierto es que si bien la presidencia del bloque necesita del consenso entre las partes, la preferencia del presidente y la vicepresidenta, Cristina Kirchner, será clave.

De confirmarse el salto de Rossi al Gabinete, el legislador dejaría la conducción del bloque después de dos años al mando, aunque ya se había desempeñado en ese lugar entre 2005 y 2013.

«Voy a estar donde decida el presidente», dijo Rossi en declaraciones radiales, después de que se conociera que Alberto Fernández le había pedido que lo asesore en políticas de Defensa.

Sin embargo, no confirmó haber recibido una oferta. «Me pidió datos, informes, que le de mi mirada sobre la política del ramo y las cosas que habíamos hecho cuando estuve en el Ministerio, pero nada más que eso», declaró.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión