Concedieron la excarcelación de Cristóbal López y Fabián De Sousa en una causa, pero seguirán presos

NACIONAL POLÍTICA


Están presos por defraudación al Estado. Pidieron este jueves su excarcelación.

El Tribunal Oral Federal 3 concedió la excarcelación de los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa por defraudación al Estado en la causa Oil Combustibles, pero seguirán detenidos porque tienen prisión preventiva en otras dos causas.

Así, los jueces del TOF 3 bajo caución juratoria excarcelaron a los empresarios pero la resolución sostiene que la misma «no se hará efectiva por permanecer detenidos a disposición del Juzgado» de Claudio Bonadio, quien tiene que decidir si concede la excarcelación en la causa de los Cuadernos.

Al momento de argumentar su decisión, el juez Machado Pelloni sostuvo que al haber obtenido el sobreseimiento en la causa que investigaba la presunta venta de Indalo, «han variado sustancialmente las circunstancias que motivaron la imposición de la prisión preventiva de López y De Sousa y su mantenimiento por este Tribunal. Ese cambio justifica el nuevo estudio, ante el pedido de la defensa».

Asimismo, el magistrado remarcó que «el temperamento adoptado, deja sin sustento el riesgo procesal -entorpecimiento de la investigación- que dio fundamento a la prisión preventiva de López, y en consecuencia corresponde habilitar su excarcelación».

Este planteo fue respaldado por los otros integrantes del TOF 3 Andrés Basso y Javier Ríos. Sin embargo, la decisión quedó supeditada a la decisión que tome el juez Bonadio quien procesó con prisión preventiva a López y a De Sousa en la causa de los Cuadernos en el tramo que se investigó la cartelización de la Obra pública y dos expedientes conexos más.

Ambos abogados de los empresarios pedirán este viernes la excarcelación ante Bonadio. En caso de rechazarla será la Sala I de la Cámara Federal Porteña, integrada por los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, la que deberá definir sobre la libertad de López y De Sousa.

Se trata de la Cámara Federal Porteña, en ese momento integrada por los jueces Jorge Ballesteros y Eduardo Farah (con la oposición de Bruglia) que hace un año ordenó la libertad a los dueños del Grupo Indalo, un fallo luego revocado por Casación.

En la causa, los empresarios fueron juzgados por defraudación al Estado por no haber pagado con su empresa Oil Combustibles al fisco $ 8.000 millones.

Cristóbal López solicitó su excarcelación después de haber sido sobreseído en la causa donde se lo investigaba por presunta administración fraudulenta cuando buscó desprenderse del Grupo Indalo.

Su socio Fabián De Sousa, que también está detenido por ese expediente, presentó el mismo pedido en sintonía con López.

La defensa del empresario K preso hace más de un año, sostuvo que ante «la inexistencia del hecho que se utilizara para justificar la detención preventiva de nuestro asistido, corroborada por el sobreseimiento dictado en el marco de la causa 20.509/2017, genera que la misma deba cesar inmediatamente.

Dicho de otra forma, la tramitación de la causa anteriormente mencionada ha demostrado, que nunca ocurrió el suceso en el que se basó la supuesta existencia de riesgo procesal y, por ello, no hay peligros procesales que justifiquen el encarcelamiento preventivo».

Se investigó en esta causa la transferencia que se buscó hacer de las tenencias accionarias del denominado “Grupo Indalo” a un grupo comprador representado por los Dres. Dellatorre Balestra y Burgio (posteriormente reemplazado por Rosner).

Los dueños del Grupo Indalo manifestaron que la cesión tenía como objeto «recuperar el crédito del conglomerado empresarial y garantizar la continuidad de sus negocios y el pago de deudas».

Al momento de argumentar por qué se ordenaba la detención de los dueños del Grupo Indalo, el juez Julián Ercolini concluyó que sus dueños cometieron acciones «dirigidas a obstruir la labor de la justicia”. Uno de los ejemplos citados fue la venta que intentó hacer Cristóbal López a Op Investiment, el fondo de inversión de Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre, pese a regir «una inhibición de bienes que lo impedía».

Entonces se planteó que la venta del holding de 170 sociedades debía ser investigada por posible fraude. En este sentido, se señaló que la medida cautelar estaba vinculada directamente al pago de la deuda con la AFIP y que de los escritos presentados por López y De Sousa «no surgía cómo se iría a abonar; como así tampoco se observó cómo harían frente a la eventual reparación de los daños y perjuicios ocasionados al Estado nacional”.

La jueza María Eugenia Capuchetti sobreseyó la semana pasada a López y a Fabián De Sousa, al sostener que «no se intentó defraudar a los intervinientes en ese expediente, tampoco fueron transferidas las acciones de las empresas y no obra ninguna prueba que permita inferir que se encontraban impedidos de realizar cambios de autoridades ni tampoco que esta situación haya sido efectuada con fines ilícitos».

Ante estos argumentos Fabián Lértora -abogado de Cristóbal López-, solicitó hoy ante el Tribunal Oral Federal 3 (TOF 3) que realiza el juicio por la maniobra defraudatoria por la que se acusó a los dueños del Grupo Indalo y a Ricardo Echegaray (ex titular de la AFIP), la excarcelación.

En el escrito la defensa reiteró que la circunstancia que «había determinado la prisión preventiva Cristóbal Manuel López fue la supuesta transferencia de las acciones sobre las empresas de Grupo Indalo que se habría realizado a favor de Rosner y Dellatorre Balestra, como circunstancia obstaculizante de la investigación, toda vez que se habría vulnerado la medida cautelar dispuesta en la investigación».

Este planteo tuvo confirmación de la Cámara Federal porteña y de la Cámara de Casación que ordenó en su momento, la detención nuevamente de los empresarios. El juez Ercolini había sostenido además que López y su socio «habían mentido al Tribunal informando la venta que se habría hecho con fecha anterior al pedido de autorización formulado «.

En respuesta a esto la defensa de López resaltó que «lo recientemente decidido por la titular del Juzgado Federal 5, en el marco de la causa CFP 20.509/2107, demuestra que los hechos en los que se fundo el “riesgo procesal” no han sucedido».

Cristóbal López se encuentra con prisión preventiva en la causa de los cuadernos de las coimas en el tramo donde se investigó la cartelización de la obra pública este fallo del juez Claudio Bonadio. Aún se encuentra en la cámara de apelaciones.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión