Oberá: Una herencia y fortuna en el casino para justificar los millones y las armas

LOCALES POLICIALES


A cinco días de la detención de Alberto José M. (46), jefe de inspección de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo), parte de su estrategia defensiva se basaría en tratar de probar que las siete armas sin registrar que tenía en su domicilio provienen de una herencia familiar. 

En tanto, para justificar el origen de los 15 millones de pesos -entre moneda nacional y extranjera- hallados en el lugar, la explicación sería que una parte fue ganada en el casino y otra es propiedad de su padre, quien se la entregó por cuestiones de seguridad, ya que temía que lo asalten.
Por otra parte, sería más complicado defenderse de la acusación por los dos vehículos que también se encontraron en su casa y que poseen pedido de secuestro por robo en la provincia de Buenos Aires.
El último viernes, el sospechoso se abstuvo de prestar declaración indagatoria ante la jueza de Instrucción Uno, Alba Kunzmann de Gauchat, y continúa detenido en la Seccional Tercera. Está acusado de “tenencia ilegal de armas, robo de automotor y adulteración de chapas patentes de automotor”.
Al respecto, el abogado Adrián Kucharski solicitó la excarcelación de su cliente y se estima que entre mañana y pasado el fiscal Elías Bys se expediría al respecto. En tal sentido, más allá de los argumentos de la defensa, fuentes del caso anticiparon que habría elementos para sostener la acusación.
Tal como se viene informando, la causa y posterior detención del empleado de la Celo se originó por una investigación del Juzgado Federal de Oberá por presunta infracción a la ley de estupefacientes, aunque en los procedimientos posteriores no hallaron droga.
En consecuencia, por el momento el sujeto quedó supeditado a la causa federal, en cuyo marco deberá justificar el origen del dinero hallado en su domicilio.
Dejanos tu opinión