En el velatorio, la esposa de Olivares le pidió a Macri «cárcel» para los culpables

NACIONAL NACIONALES POLICIALES POLÍTICA


El velatorio concitó la presencia de dirigentes de todos los partidos políticos, destacándose la presencia del presidente Mauricio Macri , quien el domingo, tras conocerse el deceso del legislador, decretó dos días de duelo nacional. El féretro fue flanqueado por las banderas nacional, de La Rioja y de la UCR

El dolor de sus familiares y amigos y las sentidas palabras de sus correligionarios marcaron a fuego la triste despida al diputado nacional Héctor Olivares (UCR-La Rioja), cuyos restos mortales fueron velados ayer en el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados y serán inhumados hoy en la localidad de Villa Mazán, en su provincia natal.

«Quiero que los culpables vayan a la cárcel», fue el reclamo de María Susana Castro, esposa del diputado asesinado, durante la breve reunión privada que, junto a sus hijos Leandro y Candela, mantuvo con el jefe del Estado.

El encuentro duró unos cinco minutos y se celebró en el bastonero del hemiciclo de la Cámara baja, recinto preparado para uso reservado de los familiares de Olivares mientras durase el velatorio.

Después, Macri, Castro y los hijos del legislador pasaron al Salón de los Pasos Perdidos donde el Presidente rindió sus respetos ante el féretro de Olivares.

El legislador fue velado a cajón cerrado. Una enseña nacional cubría su féretro. Una foto apoyada en un atril de Olivares en una sesión en la Cámara de Diputados, y las banderas de la Argentina, de La Rioja y de la UCR completaban la austera capilla ardiente.

Macri llegó acompañado por el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis.

Antes, habían pasado otros miembros del Gobierno, como el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

También asistió el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés.

Muy conmocionados, gran cantidad de correligionarios pasaron para darle su último adiós a Olivares. Exlegisladores como Luis Molinari Romero, Facundo Suárez Lastra y Rafael Pascual se hicieron presentes junto a quienes fueron compañeros de bloque, como el mendocino Luis Borsani o la vicepresidenta primera del Senado, Pamela Verasay (Mendoza).

También pasaron dirigentes de otros partidos, como el jefe del bloque kirchnerista de la Cámara baja, Agustín Rossi, y legisladores macristas como el senador Federico Pinedo y los diputados Pablo Tonelli y Cornelia Schmidt Liermann, entre otros.

Los políticos más cercanos

Los más golpeados por la tragedia, además de los familiares, fueron los senadores radicales por La Rioja Julio Martínez e Inés Brizuela y Doria, quienes permanecieron durante el tiempo que duró el velatorio, que empezó al mediodía y concluyó poco antes de las 17, y no pudieron ocultar su tristeza.

En el final del velatorio, Martínez realizó un breve pero sentido panegírico durante el cual se le quebró la voz en más de una oportunidad. «Se nos fue un imprescindible, un hombre de toda la cancha, un buen padre», despidió a su amigo y correligionario el senador y candidato a gobernador de La Rioja por la UCR.

La despedida final quedó a cargo del jefe del bloque de diputados radicales, Mario Negri (Córdoba), quien lamentó las absurdas circunstancias que rodearon el asesinato de Olivares y reflexionó sobre la violencia social.

«Es triste ver el video de su muerte, el absurdo de la vida y lo que puede hacer la sociedad cuando empieza a tener conductas salvajes individuales», afirmó Negri, quien se preguntó sobre si la argentina «es una sociedad donde la vida cada vez vale menos».

Tras abandonar el Congreso, el féretro con los restos mortales de Olivares fue trasladado en vuelo de línea a La Rioja, donde será velado en el Comité Provincia de la UCR. Mañana serán trasladados a Villa Mazán, lugar en el que se encuentra el emprendimiento olivícola de la familia del legislador, donde serán inhumados.

Dejanos tu opinión