Rechazaron por cuarta vez el pedido de excarcelación de Rocío Santa Cruz

LOCALES POLICIALES


Tras pasar poco más de tres meses en prisión, la abogada Rocío Santa Cruz recibió un nuevo revés judicial: por cuarta vez le negaron la solicitud de excarcelación. Se determinó además que no padece patologías que obliguen a seguir en tratamiento fuera de las rejas.
La negativa fue firmada por el titular del Juzgado Correccional y de Menores Dos, César Jiménez -juez de ejecución-, luego de analizar los resultados de una junta médica que se realizó el Cuerpo Médico Forense el 30 de abril, incorporada al expediente el último martes.
Según se pudo saber en base a fuentes ligadas al proceso, las conclusiones a las que llegaron los peritos psiquiatras Norma Elena Lapuente, Jorge Spada y Cintia Diplotti fueron que la acusada en todo momento se comunicó mediante un lenguaje fluido y coherente y que su discurso denotaba un buen desarrollo de su inteligencia.
Los profesionales señalaron que la mujer, condenada en primera instancia por el siniestro vial que le costó la vida a Ramón ‘Topo’ Cabrera, no presentó “sintomatología de la serie depresiva”, aunque si tiene “signos demostrativos de ansiedad y angustia”.
Estos síntomas, claro está, responden a la situación de encierro, pero “sin que constituya un cuadro clínico psicopatológico específico”.También se estableció que los sentimientos predominantes son bronca e impotencia, marcadas por la incertidumbre y “la pérdida del control externo”.
Al final, el estudio especifica que: “De los hallazgos clínicos del examen, los antecedentes recabados y de los informes del médico tratante, se concluye que el estado mental actual de la persona examinada no presenta particularidades patológicas, solamente los síntomas de angustia y ansiedad. El tratamiento farmacológico permitió una evolución favorable y la moderación de los síntomas”.

La opinión de la fiscal
La decisión del juez estuvo en consonancia con la opinión de la fiscal María Laura Álvarez, quien, como en las ocasiones anteriores, se negó a la excarcelación. La magistrada argumentó que la detención de Santa Cruz es la única alternativa en la continuidad del proceso judicial, argumentando un riesgo de fuga en relación al antecedente que derivó justamente en que sea detenida.
Otro punto que fue clave para no otorgar el beneficio a Santa Cruz es el breve tiempo de detención que tiene la acusada y que en este caso: “no se aplica el principio de proporcionalidad instituido por los tratados internacionales como plazo razonable de detención”.
La defensa de Santa Cruz ya había solicitado su liberación en febrero  basándose en la recomendación de los especialistas que recomendaron el inicio de un tratamiento médico de forma urgente “a los fines de evitar un mayor daño en su integridad física, mental, psicológica que agrave su salud mental y provoquen secuelas irreversibles”
Con ese objetivo de obtener la abogada Mónica Olivera ofreció diversas medidas de seguridad, como ser la entrega del pasaporte y el cumplimiento de las medidas que el juez considere, así sea la concurrencia a cualquier comisaría en forma periódica para demostrar que continúa a disposición de la Justicia y hasta el uso de tobillera electrónica.
La decisión por ese entonces estuvo a cargo del juez Marcelo Cardozo, quien estaba subrogando a Jiménez.
La fiscal Álvarez también se pronunció y señaló que debería realizarse una junta médica psiquiátrica efectuada por el Poder Judicial para determinar su estado, descartando así la posibilidad de que la decisión se acoja solamente a un diagnóstico efectuado por peritos de parte.
Santa Cruz fue condenada a cuatro años de prisión efectiva a cumplirse una vez que la sentencia quede firme y diez de inhabilitación para conducir vehículos, al ser hallada penalmente responsable del delito de homicidio culposo por la muerte del inspector municipal Ramón “Topo” Cabrera.
El fallo fue impartido el 26 de noviembre último, tras cuatro jornadas de debate por el cual pasaron una decena de testigos entre peritos, forenses, médicos, bioquímicos, efectivos policiales y allegados a la imputada. El hecho en cuestión ocurrió el 31 de enero de 2016, cerca de las 6, sobre la avenida Quaranta, casi calle 109.

Salida ilegal del país y su viaje hasta Perú

Santa Cruz está detenida en la Alcaidía de Mujeres desde el 1 de febrero cuando Jiménez -al actuar como juez de ejecución- decidió, en consonancia con un pedido de la fiscal Álvarez, luego de confirmarse que había viajado al exterior incumpliendo una prohibición de salir del país. Es que tras la polémica suscitada a fines de 2018 a raíz de la divulgación de fotografías que daban cuenta que Santa Cruz había sido vista junto a su marido abordando un vuelo desde Paraguay a Perú, como así también en una sala de espera del aeropuerto de Lima, la fiscalía comenzó a investigar el hecho y los informes solicitados terminaron confirmando tal situación. Justamente, fue a principios de febrero cuando la fiscal recibió los informes solicitados y en base a ello pidió la inmediata detención de la mujer. Entre las pruebas que recolectó la fiscalía había un informe de la aerolínea Latam referido a la lista de pasajeros que el martes 25 de diciembre de 2018, a las 2.35 de la madrugada, abordaron el vuelo 2422 con destino a Lima (Perú), desde el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi de la ciudad de Asunción.

Dejanos tu opinión