Mauricio Macri recibirá a los gobernadores radicales para analizar los anuncios económicos y mostrar cohesión

NACIONAL POLÍTICA


La reunión será a las 15 en Casa Rosada. La última foto del Presidente junto a los mandatarios fue durante el verano, en Villa La Angostura

En un nuevo gesto de supuesta apertura con sus socios, y tras las medidas anunciadas, el Gobierno recibirá este martes a los mandatarios provinciales Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Alfredo Cornejo, de la UCR, que llegarán a la Casa Rosada junto a María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta.

A diferencia del último encuentro de hace dos semanas con los gobernadores de la coalición de gobierno, esta vez la reunión, prevista para las 15, si estará encabezada por Mauricio Macri.

En la anterior, el jueves 11, previo a los anuncios adelantados por el jefe de Estado y detallados en conferencia de prensa por los ministros Dante Sica, Nicolás Dujovne y Carolina Stanley, había sido Marcos Peña el encargado de recibir a los dirigentes de la UCR. A pesar de estar en el despacho contiguo, el mandatario ni se acercó a saludar.

«La UCR lleva un balance de las medidas, el pedido de gestionar bien los acuerdos de precios, y que se controlen con minuciosidad la provisión y distribución de los productos y, en todo caso, que se apliquen sanciones duras», adelantaron desde el entorno de uno de los gobernadores.

Esta vez, incluso, habrá foto oficial. «Es importante. Hace mucho que no hay una imagen todos juntos», recalcaron en Casa Rosada. En efecto, la última imagen de Macri junto a los gobernadores del radicalismo fue en la segunda semana de enero, en Villa La Angostura, durante las vacaciones del mandatario. Ni el jujeño ni el mendocino habían aún anunciado el desdoblamiento del calendario electoral.

El cónclave se da después del confuso debut del programa «precios esenciales» lanzado por la Casa Rosada -tras el paso de los empresarios del sector alimenticio por Balcarce 50-, y destinado a «aliviar» la presión inflacionaria, como explicó Macri en el video casero filmado la semana pasada en el departamento de una vecina del barrio porteño de Colegiales. Algunas de las propuestas fueron acercadas por los gobernadores radicales.

Es que, ante la escalada de la inflación y la poda del salario real, Morales y Cornejo se plantaron frente a la cúpula del Gobierno en señal de reclamo. Quedaron emparentados junto a Vidal y Rodríguez Larreta, que también plantearon una serie de reclamos frente a la toma de decisiones del Presidente, de Peña y de Dujovne.

La gobernadora bonaerense, según trascendidos oficiales, fue una de las más duras en los pedidos. En las últimas semanas escuchó frente a sus narices el reclamo de votantes desencantados con la marcha del programa económico en las reuniones que empezó a implementar en los municipios afines.

Ya se sentó ante veintenas de vecinos en Tres de Febrero, Lanús, Morón, San Miguel y Vicente López. En todos los distritos, el reclamo fue unánime: disconformidad manifiesta con la gestión de Macri. Muchos de ellos, incluso, resaltaron que no volverían a votar por el Presidente. En la provincia de Buenos Aires, la popularidad de Cristina Kirchner está alta. Igual que la impopularidad del jefe de Estado.

Antes del encuentro en Casa Rosada, Vidal hablará ante buena parte del círculo rojo nucleado en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICYP). Por la mañana, la gobernadora estará en el interior bonaerense junto a Macri.

En paralelo, está previsto que Peña reciba en su oficina a Federico Storani y Ricardo Alfonsín, dos de los dirigentes radicales más reacios al proyectos de Cambiemos.Aunque sea para las cámaras, es otro de los gestos del PRO hacia la UCR, en vísperas de la convención nacional del próximo mes en la que el radicalismo deberá decidir cómo sigue, y en qué rol, la vinculación con la Casa Rosada.

Fuente: Infobae

Dejanos tu opinión