Daniel Scioli, Felipe Solá y Alberto Rodríguez Saá presionan por una PASO sin esperar a Cristina Kirchner

NACIONAL POLÍTICA


Los tres avisan que irán a la primaria presidencial del PJ, aún en caso de que CFKfuese candidata.

Sergio Berni también levanta la bandera de una interna panperonista mientras que a Felipe Solá, activo y cauto, lo fichan en múltiples mapas: duelista por la gobernación o, lo que a él mas lo motiva, cruzado en una primaria presidencial.

Detrás de todas las demandas -que agita, también, Guillermo Moreno– aparece un rasgo: quieren una PASO incluso si Cristina fuese, finalmente, candidata o si en Provincia hubiese una fórmula bendecida por ella.

«Me preparo para una primaria. No podemos repetir lo que pasó en el 2015 y en el 2017: una PASO suma» le dijo Scioli a Clarín y considera un error que no se haya llegado a una interna con Florencio Randazzo en la última presidencial

«La interna amplia: perdimos dos elecciones por 1 ó 2 puntos, así que todo lo que suma es esencial», aporta Gabriel Mariotto, armador de #hay2019, y martilla sobre un detalle puntual: un esquema de reparto más seductor para las minorías.

Eso también se repite: el sciolismo al igual que el team puntano, y los que se preparan para competir en Buenos Aires, plantean que el Frente Patriótico -o como se llame- deberá incluir el sistema d’hont para distribuir candidaturas.

El llamado a unidad de Cristina y la invitación pública de Eduardo «Wado» De Pedro a Sergio Massa y el PJ «alternativo» para resolver jefaturas y candidaturas en una PASO grande aparecen como argumento de que el planteo no es una herejía.

Solá, que suma respaldos entre los gremios y en sectores como el Movimiento Evita -que empuja a Fernando «Chino» Navarro como candidato en provincia-, invoca las PASO como garante de la diversidad.

En el PJ bonaerense, en particular entre el generalato del conurbano, hay un acuerdo para que no haya primaria para gobernador a partir de la experiencia del 2015. De ahí sale la posición de una encuesta que dé indicios y luego «Cristina decida».

Berni resiste esa posición y pide internas. «El mejor candidato es el que trae más votos de afuera del kirchnerismo», afirma el ex secretario de Seguridad, que no fue invitado a la juntada de Avellaneda.

El fenómeno, por fuerza de gravedad política, se derrama a los territorios: en los municipios se multiplican los candidatos y cruje el pacto de no habilitar internas en los territorios que están en manos del peronismo.

Mariotto y Aníbal Fernández empujan, en Lomas, a Pablo Paladino como candidato a intendente y aparecen postulantes en otros distritos como Merlo y Moreno.

El protocolo de no PASO carece de validación política: sin PASO, la lapicera que administre y compense debe tener una jefatura. «Muchos piden conducción pero cuando Cristina decide algo, se quejan» aporta un K.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión