Oberá: la abusaron, dió a luz, y abandonó al bebé

LOCALES POLICIALES


La pequeña nació el sábado pasado en perfecto estado de salud, al punto que el lunes estaba en condiciones de ser dada de alta del sector de Neonatología del hospital Samic de la ciudad de Oberá. Pero ese mismo día su madre expresó que no desea hacerse cargo de la beba, que no la quiere porque habría sido fruto de un abuso sexual y que la Justicia disponga de su entrega en adopción.

La progenitora, que tiene 25 años, fue identificada por las autoridades del nosocomio. En primera instancia manifestó que ni siquiera deseaba inscribir a la recién nacida, ante lo cual intervino un asistente social que le explicó los inconvenientes legales que acarrearía dicha decisión.
En consecuencia, la mujer cumplimentó el trámite de inscripción en el Registro Provincial de las Personas y anotó a la pequeña con su apellido. En esta formalidad legal se agotaría la relación con su hija biológica.

El lunes, la dirección del Samic giró toda la documentación al Juzgado de Familia de Oberá, organismo que deberá resolver respecto a los trámites de guarda y adopción.

En tanto, en consenso con el área de Niñez de la Municipalidad, se acordó que por el lapso de 45 días la beba permanecerá en el hospital al cuidado de las enfermeras y médicos de Neonatología.
“La madre dejó en claro que no se quiere hacer cargo de la beba porque fue producto de una violación y nunca sintió afecto por la panza. De todas formas, comentó que antes de abortar prefirió que naciera y darla en adopción. Es una chica que vivió varios años en Buenos Aires y ya tiene una hija de 10 años”, precisó Héctor González, director del Samic.

Dejanos tu opinión