El FMI aprobó otro desembolso y advirtió sobre la inflación: “los resultados han decepcionado”

ECONOMIA NACIONAL POLÍTICA


El Directorio Ejecutivo del organismo dio luz verde para el pago. Llegará en unos días. Es el tercero de un total de 57.600 millones del acuerdo stand by. Pidió al Gobierno “prudencia” en la ejecución de gastos.

El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacionalaprobó ayer un nuevo desembolso de 10.800 millones de dólaresque llegarán los próximos días al Tesoro y darán un alivio financiero al Gobierno. En su evaluación de la economía argentina, el organismo aseguró que hay indicios de que la recesión “ha tocado fondo”, pero pidió a la administración de Mauricio Macri “prudencia en la ejecución de gastos”. También advirtió sobre la política para bajar los precios: “Los resultados en términos de la inflación han decepcionado”.

La luz verde para el giro del dinero llegó por consenso, luego de que el board analizara durante un encuentro en Washington los números de la economía argentina presentados en el staff report elaborado por el técnico Roberto Cardarelli, jefe de la misión que estuvo en nuestro país en febrero.

En un comunicado difundido tras la reunión, que comenzó cerca del mediodía y duró una hora y media, la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, dijo que “las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo respaldado por el FMI están dando fruto” y que el déficit fiscal y de cuenta corriente “están disminuyendo”. Agregó que la actividad económica se contrajo en 2018, pero “hay indicios de que la recesión ha tocado fondo, y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres”.

Sin embargo, Lagarde hizo una advertencia sobre los precios: “La inflación sigue siendo elevada; las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar”. Agregó que “tras unos meses de relativa estabilidad, la volatilidad financiera ha repuntado en las últimas semanas, dado que las condiciones financieras mundiales se han tornado menos favorables y los resultados en términos de la inflación han decepcionado”.

Lagarde avaló la política monetaria del Banco Central, pero fuentes oficiales del FMI advirtieron que para que la inflación este año ronde el 30% que el organismo ha pronosticado se necesitan unas paritarias que ronden esa cifra o quizás un poco más. Pero “que no miren completamente hacia atrás”, es decir que no busquen “recuperar la perdida total de los salarios reales” del año pasado.

Sobre el déficit primario, Lagarde afirmó que se redujo en 2018 “por debajo de la meta fijada en el programa” y que continúan los esfuerzos. Pero lanzó una alerta por la baja recaudación: “A la luz de un nivel inferior al esperado del ingreso tributario en el primer semestre del año, será crítico actuar continuamente con prudencia en la ejecución de los planes de gasto y tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin de que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario.”

La reunión del board estuvo presidida por Lagarde. Los 24 directores que representan a los países miembros pudieron hacer preguntas específicas a los técnicos. Con el desembolso aprobado ayer, ya suman 38.900 millones de dólares los otorgados por el organismo, de un total previsto de 57.600. Según lo programado, el FMI daría 51.200 millones hasta diciembre, cuando se vence el mandato del presidente Macri.

El dinero aprobado ayer llegará en un par de días hábiles a las arcas del Tesoro. No arribarán directamente a nuestro país, sino a través de un sistema que es habitual en estos casos y que incluye movimientos bancarios en la ciudad suiza de Basilea. Para movilizar el préstamo, el organismo utiliza generalmente el Bank for International Settlements (conocido como BiS), que es una institución internacional que funciona como si fuera un banco de los bancos centrales de todos los países miembros del FMI. De allí va a la Argentina. El trámite suele demorar solo un par de días hábiles por lo que entre martes y miércoles el dinero llegaría al Tesoro.

Mientras los dólares de los agroexportadores se hacen esperar, el Gobierno tendrá así más alivio para enfrentar gastos. También podrá licitar los 60 millones de dólares diarios, una medida que acordó recientemente con el organismo, lo que servirá para bajar las tensiones cambiarias en tiempos electorales.

Respecto de las elecciones de octubre, el staff report manifestó su preocupación. “Representan una incertidumbre importante”, dijeron porque aplicarían presiones sobre la moneda y las metas fiscales. Consultado sobre si el FMI estaría dispuesto a renegociar el programa en caso de que ganara una fuerza opositora, un alto funcionario del Fondo dijo que los técnicos van seguido a Buenos Aires y ven a todos. “Queremos lo mejor para la Argentina”, dijo. “Queremos responder en cualquier circunstancia y con cualquier autoridad”

Fuente: Clarín
Dejanos tu opinión