El calor no cede y podría haber pico de dengue en Semana Santa

LOCALES


Las altas temperaturas siguen presentes en la región, lo que favorece las condiciones  ecoepidemiológicas para enfermedades arbovirales como lo es el dengue. Ayer, por ejemplo, la sensación térmica llegó a los 35,4° en Posadas y a 32º en Puerto Iguazú y no hay al menos en el corto plazo perspectivas meteorológicas que indiquen bajas temperaturas. Es que el mosquito transmisor del dengue, el Aedes aegypti, muere con temperaturas de un dígito, pero los huevos sobreviven hasta un año, aun con frío y sequedad, y pueden eclosionar al llegar temporadas de más calor y lluvias, incrementando la población del vector. Ante ese contexto, y teniendo en cuenta que en Paraguay circula un serotipo distinto de la enfermedad, el DEN-4, las autoridades sanitarias están en alerta.
La situación se complejiza si se tiene en cuenta que se acerca la Semana Santa, época del año en la que hay un alto número de circulación de personas por las fronteras, principalmente rumbo al Paraguay, donde ayer el Ministerio de Salud de ese país informó que “hasta la fecha se registran 965 casos de la enfermedad; el más afectado es el departamento de Alto Paraná (frente a Puerto Libertad, Iguazú y Wanda) que concentra el 65% de pacientes con el virus, equivalente a 627 casos”.
En tanto en el departamento de Itapúa, próximo a Posadas, hay 56 casos, 14 de ellos en los barrios de Encarnación y todos del serotipo DEN-4.
Es así que en estos momentos la enfermedad pasa por una meseta en Misiones hasta la semana siguiente a la Semana Santa, cuando se estima que se dé otro pico de infectados. “En esa fecha es inevitable el cruce a Paraguay porque vamos a cruzar a ver a los parientes enfrente y a la vuelta se trae la enfermedad, es algo que ocurrió todos los años y después sí empieza a descender hasta casi desaparecer en junio”, vislumbró el jefe de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud Pública de Misiones, Jorge Gutiérrez.
De momento en Misiones sólo está presente el serotipo DEN-1, pero ya habían anticipado desde Salud que “el serotipo 4 es el siguiente que va a aparecer”. Para quienes ya tuvieron dengue en años anteriores volver a infectarse con un nuevo serotipo de la enfermedad podría derivar en un cuadro de dengue grave, que puede producir desde diarreas, vómitos y fuertes cefaleas hasta shock o hemorragias.

Síntomas para estar alertas
Es importante recurrir a la consulta médica ante la aparición de fiebre, cefalea, náuseas, vómitos, dolor en la parte de atrás de los ojos o cualquier otro síntoma de enfermedad. La consulta temprana permite diagnosticar y tratar oportunamente al paciente e impedirá que el virus se siga propagando, indicaron.

Barrios más complicados

Las últimas notificaciones con las que contaba hasta ayer Salud Pública corresponden a la semana epidemiológica 10 del 2019 y daban cuenta de 40 casos en lo que va del año en Puerto Iguazú confirmados con el serotipo DEN-1. “Se trata de personas adultas domiciliadas en el Barrio Las Orquídeas, Barrio Hermoso y la franja ecológica. El manejo clínico de estos casos fue ambulatorio”, se especificó. Se dijo que continúan notificándose casos sospechosos en dichos barrios que fueron bloqueados, es decir donde hubo fumigación, descacharrado y busca de nuevos febriles. “Hay otros 50 en estudio. Probablemente algunos serán positivos, todos con bloqueo según normativa”, explicaron. Además, el parte sostuvo que de momento no hay nuevos confirmados que hayan sido denunciados por los centros de salud al sistema sanitario y “se han descartado más de 150”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre come

Dejanos tu opinión