El Gobierno, en alerta ante dos fallos que pueden cambiar el escenario electoral en dos provincias

NACIONAL POLÍTICA


La Corte resolverá el viernes sobre las candidaturas de los gobernadores Weretilneck y Casas. Lo que decida, puede favorecer a Cambiemos en una provincia pero perjudicar a la Casa Rosada en la otra.

Falta una semana para que la Corte habilite o sepulte las pretensiones de Alberto Weretilneck Sergio Casas, los gobernadores de Río Negro y La Rioja que van por sus re-re con diferentes argumentos jurídicos, aunque las constituciones de sus provincias solo les permiten dos mandatos consecutivos. Los dos mandatarios muestran optimismo acerca de los fallos, pero por las dudas elaboran sus planes B.

Los eventuales escenarios que se abrirían según lo que resuelva la Corte son seguidos con atención por el ala política de la Casa Rosada, en especial el caso rionegrino: la caída de la candidatura del actual gobernador ayudaría a que el peronista Martín Soria, que va aliado al kirchnerismo, se quede con la provincia.

Es más: se representan el peor escenario para el Gobierno. Que sin Weretilneck en la cancha -el mandatario lidera una fuerza provincial y juega aliado a la Casa Rosada- la elección se nacionalizará entre el FpV y Cambiemos. Macri contra Cristina. Con una yapa: CFK mide alto en Río Negro. “Si gana Soria, la tendremos a Cristina festejando en el palco con él”, se alarman en Balcarce 50.

Aunque descartan de plano la posibilidad de un fallo en contra, en Juntos Somos Río Negro -el partido de Weretilneck- trabajan con diferentes hipótesis en caso de que ocurra. Una es que la elección, convocada para el 7 de abril, se postergaría porque, por ejemplo, se deberían hacer nuevas boletas.

La jugada les permitiría ganar tiempo para construir un sucesor. En el partido dicen que no tienen nombres pensados. Pero siguiendo la lógica de Weretilneck cuando escogió a la barilochense Arabela Carreras como su compañera de formula, seguramente armarán una lista que busque equilibrar Bariloche con el Alto Valle, las dos zonas más pobladas de la provincia.

La candidata podría ser Carreras. También se mencionan el actual vice Pedro Pesatti y a Alejandro Palmieri.

Corrió la versión de que Miguel Pichetto podría ir por la gobernación por el espacio de Weretilneck. Pero consultado por Clarín, el senador lo rechazó:“No voy a volver a ser candidato a ningún cargo provincial”.

¿Buscaría Weretilneck, el único nombre taquillero de Juntos Somos Río Negro, ponerse en la lista sábana de legisladores provinciales si la Corte no le permite buscar otro mandato? En la oposición rionegrina dicen que ésa no sería una alternativa. Que las listas ya están oficializadas y que no se le pueden agregar nombres.

Se abre otra posibilidad. ¿Unificará la elección provincial con la de octubre para poder ir en la boleta como candidato a senador nacional? Según la oposición, legalmente se puede postergar la votación como máximo un mes, es decir hasta el 7 de mayo.

En el caso de La Rioja, la Corte debe resolver si fue válida, o no, la consulta popular convocada por Casas para modificar la Constitución local. Así, en caso de que el tribunal le falle en contra, podría mantener su candidatura. Ahí Cambiemos volvería a recurrir a la Corte para impedir su intento reeleccionista. Será clave entonces cómo fallen los jueces en el caso rionegrino. Si le dan luz verde a Weretilneck, también lo harían con el riojano.

Ambos casos están enlazados, aunque en La Rioja remarcan una diferencia. Los dos asumieron como vices en diciembre de 2011. Casas cumplió todo ese mandato como vice de Luis Beder Herrera. Weretilneck, en cambio, juró como gobernador ya en enero de 2012 tras la muerte de Carlos Soria.

Los artículos 120 de la Constitución riojana y el 175 de la rionegrina son casi calcos. Ambos dicen que si el gobernador y el vice “han sido reelectos o se han sucedido recíprocamente, no pueden ser elegidos para ninguno de ambos cargos” sino con un período de intervalo.

Casas es el peronista que más mide en La Rioja. En la Casa Rosada especulan que si se cae su candidatura, suben automáticamente las chances del radical Julio Martínez. En el Gobierno también suponen que de verse imposibilitado de buscar otro mandato, postergaría la elección, prevista para el 12 de mayo. Y encienden otro alerta: ¿Buscaría unificar la votación local con la nacional de octubre?

También en La Rioja la ex presidenta mediría bien, lo que podría abrir las puertas a que el peronismo vaya junto en octubre. El ex gobernador Beder Herrera, que cuenta con la bendición K y mala imagen, por ahora anunció que se presentará por la Democracia Cristiana. Si se cae Casas, en su lugar por el PJ podrían ir Teresita Madera o Ricardo Quintela.

En caso de un fallo en contra para ambos, seguramente sus campañas quedarán conectadas por un mismo eje: que se los proscribió.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión