Gregorio Dalbón aseguró que «si Cristina Kirchner va presa correrán ríos de sangre»

NACIONAL POLÍTICA


El abogado de la ex presidenta sostuvo que «si hay algo arbitrario e ilegal que puedan llegar a hacer con el candidato de la oposición, el pueblo saldrá a la calle»

Gregorio Dalbón, el abogado de Cristina Kirchner, aseguró este martes que «el pueblo saldrá a la calle» si la ex presidenta es condenada en algunas de las causas en las que está involucrada y cuestionó el accionar de la justicia.

Dalbón aseguró que la Justicia argentina «está devaluada» y que «es una Justicia a la que no se le cree». Además, en lo que respecta a las causas en las que está involucrada la ex presidenta, afirmó que no cree en la resolución que tome la justicia. «Es una justicia corrupta a la que no le voy a creer si la condenan ni si la absuelven», indicó.

El abogado comparó la situación judicial que atraviesa la ex mandataria y actual senadora de Unidad Ciudadana con el proceso judicial que lleva adelante el ex presidente de Brasil Luis Ignacio Lula Da Silva. «Es peligroso lo que pasó allá con Dilma, con Temer, que los brasileños lo permitieron», sostuvo.

Finalmente, indicó que «los argentinos somos diferentes en ese sentido» y que «si hay algo arbitrario e ilegal que puedan llegar a hacer con el candidato de la oposición, que no creo que suceda, el pueblo saldrá a la calle y correrán, sin lugar a dudas, ríos de sangre porque el argentino no es una persona sumisa».

«No es prioridad el juicio de Cristina, sino pagar la luz, el agua, llegar a fin de mes», afirmó Dalbón en una entrevista con un programa de radio de la agencia de noticias rusa Sputnik, al tiempo que remarcó que las causas contra Cristina Kirchner «puedan entretener mucho a las personas que la están pasando muy mal, que es el 75 u 80% de los argentinos».

El abogado también destacó que Cristina «está a derecho en todas sus situaciones judiciales» y resaltó que «no tiene ningún tipo de cuestión que pueda llegar a soslayar su principio de inocencia el cual se encuentra intacto».

«Hay dos modelos de país. Uno que nos está llevando a la quiebra, en el que cual el FMI nos tiene que ayudar con 200 mil millones de dólares porque los pobres no tienen trabajo, y otro más inclusivo donde de alguna manera el país estaba desendeudado, donde la gente podía tener trabajo, jubilaciones dignas, todo lo contrario a lo que sucedió con este modelo de Gobierno», señaló.

Fuente: Infobae

Dejanos tu opinión