El Gobierno decretó la baja parcial de las contribuciones patronales a 47 ramas de la agricultura industrial

ECONOMIA NACIONALES


Regirá desde el 1 de marzo próximo hasta el 31 de diciembre de 2021 para el sector primario agrícola e industrial, con actividad declarada al cierre del año anterior. Invita a provincias y municipios a imitar la rebaja de impuestos a esa franja de la economía. 

Después de una larga jornada cargada de anuncios positivos, como fue el temprano mensaje a los representantes de la principales economías regionales del país, con base agrícola, de fuerte suba del mínimo no imponible de las contribuciones patronales sobre la nómina salarial, y negativo como la aceleración de la inflación, después de 3 meses en descenso, que forzó al mercado financiero a poner freno a la reducción de las tasas exigidas para renovar las Letras de Liquidez del Banco Central, el Gobierno oficializó la fuerte reducción de las cargas laborales para un pequeño sector de la producción agrícolo-industrial.

A través del Decreto 128 que publica el Boletín Oficial, con la clásica firma del primer mandatario, Mauricio Macri, y del jefe de Gabinete, Marcos Peña, junto en esta oportunidad con la de los ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, reglamentó el aumento del mínimo no imponible pleno de la contribución patronal a $17.509,20 por mes por trabajador para un conjunto de 47 ramas del “sector primario agrícola y algunas actividades incluidas en el sector industrial”, por haber detectado que “se encuentran atravesando una situación económica financiera crítica, que obstaculiza el debido cumplimiento de las obligaciones impositivas y de la seguridad social”.

 “Aumentó del mínimo no imponible pleno de la contribución patronal a $17.509,20 por mes por trabajador para un conjunto de 47 ramas del “sector primario agrícola y algunas actividades incluidas en el sector industrial” que emplean a más de 232.000 personas”

Según estimó la Presidencia, con datos de la Secretaría de Agroindustria, la medida favorecerá el desempeño de un total de 232.500 empleados distribuidos en 23.700 establecimientos a lo largo del país, afectados a 47 actividades del sector agrícola e industrial de ese origen, que forman parte de las denominadas “economías regionales”.

La norma precisa: “la  medida regirá a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial y el beneficio surtirá efectos para las contribuciones patronales que se devenguen a partir del 1 de marzo de 2019 y hasta el 31 de diciembre de 2021, ambas fechas inclusive”.

De acuerdo con la anunciado por el Presidente, la iniciativa representa “el primer paso” de “una nueva agenda productiva” que tendrá “muchas novedades” durante el 2019, porque son muchos más los sectores afectados por la brusca devaluación del peso en el último año, la suba de las tasas de interés y el ajuste de las tarifas, y consecuente caída del consumo.

Sólo en el conjunto de la industria manufacturera, diciembre cerró con el nivel más bajo en el uso de la capacidad instalada desde la profunda recesión de 2002, y las perspectivas para el primer trimestre anticipan que se mantendrá muy reducida.

De ahí que el Gobierno consideró “conveniente invitar a las Provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a promover una rebaja de los tributos que graven a los sectores beneficiados por la presente medida”.

 “El Gobierno consideró “conveniente invitar a las Provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a promover una rebaja de los tributos”

Dejanos tu opinión