Condenan a Milagro Sala a 13 años de prisión por corrupción en la construcción de viviendas sociales

NACIONAL POLÍTICA


La dirigente K fue condenado por dirigir una “asociación ilícita”, que se quedó con $ 60 millones del Estado.

La justicia jujeña condenó a la dirigente kirchnerista jujeña Milagro Sala a 13 años de prisión, por dirigir una «asociación ilícita», que se apoderó de $ 60 millones que eran para la construcción de viviendas sociales.

En la causa judicial conocida como «Pibes Villeros», el Tribunal en lo Criminal N°3 de Jujuy también le impuso a Milagro Sala una inhabilitación absoluta para ejercer cargos públicos, como jefa de una asociación ilícita y coautora de «fraude a la administración pública» y «extorsión en concurso real».

La audiencia arrancó temprano en la mañana, pero fue pospuesta cuando se conoció que uno de los imputados, Raúl Aguilera, estaba siendo detenido por tráfico de drogas y no podría estar presente en la lectura de la sentencia. El detenido Aguilera es hijo de la diputada provincial Mabel Belconte, que obtuvo su banca por el partido de Milagro Sala, pero luego se pasó a Cambiemos.

Cuando las juezas retomaron la audiencia, a las cinco de la tarde, cada uno de los imputados pudo decir sus «últimas palabras» antes de la sentencia. La mayoría reiteró que era inocente, en línea con lo que sostuvo Milagro Sala. Luego las juezas hicieron otro cuarto intermedio hasta las 20.30, cuando leyeron la sentencia.

 

La líder de la Tupac Amaru está con prisión preventiva domicilaria. Está detenida desde hace tres años y arrastra diferentes causas judiciales: la denominada Pibes Villeros, donde hoy se conoció la sentencia; otra también por la construcción de viviendas sociales, donde está involucrado el ex gobernador peronista Eduardo Fellner; y la del escrache al actual gobernador Gerardo Morales, en 2009, donde el mes pasado la Corte confirmó la condena a tres años de prisión.

Antes de recibir la condena, por la mañana Milagro Sala hizo un fuerte descargo ante los periodistas que se encontraban en la sala del Tribunal en lo Criminal N° 3 de Jujuy. En una situación que la fiscalía calificó de «irregular», pues no es habitual que una detenida haga una conferencia de prensa en pleno recinto judicial, la dirigente les reclamó a los periodistas “que digan la verdad” de lo que pasa en Jujuy y apuntó contra el gobernador Gerardo Morales, a quien acusó a “cooptar a los jueces”.

“Nadie investiga nada, pero sí investigan a la negra, a la coya, a la chorra (…) Así que queridos periodistas, ustedes son parte de la burocracia y son ustedes los responsables de implementar la Justicia en nuestra provincia”, dijo Sala. Y agregó que, “lamentablemente, hoy la Justicia está cooptada por Gerardo Morales”. “Los jueces fueron apretados por Morales para que nos dicten una condena a todos nosotros. Y todos los compañeros son inocentes, no robaron nada. Lo único que hicieron fue buscar dignidad y vivir un poquito mejor”.

 

La líder de la Tupac Amaru fue condenada junto a otras personas por fraude contra la administración pública y asociación ilícita, entre otros delitos, en la causa «Pibes Villeros». Además de Sala fue condenado su esposo, Raúl Noro a 3 años de ejecución condicional ; la diputada provincial Mabel Balconte, a 8 años con pedido de desafuero; y una veintena de ex integrantes de cooperativas de trabajo que pertenecieron a la organización Tupac Amaru, y a la Red de Organizaciones Sociales.

También dos ex integrantes del directorio del Instituto de Viviendas y Urbanismo de Jujuy (IVUJ), Lucio Abregú y Pablo Tolosa Perea; y dos profesionales con funciones técnicas, uno en el IVUJ y otro en la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, para quienes el tribunal jujeño aplicó distintas penas.

Los fundamentos de las condenas se van a conocer dentro de 10 días. Pero se basan en las acusaciones del fiscal de Investigación, Diego Cussel, quien imputó a Sala de dirigir, organizar y ordenar el accionar colectivo de un grupo de personas pertenecientes a la Tupac Amaru, mediante «el despliegue de medios intimidatorios».

«El objetivo inequívoco era defraudar de forma sistemática a la administración pública provincial, en provecho propio, y/o de integrantes de dicho grupo y/o de terceras personas», planteó el fiscal Cussel. Y añadió que «la organización de recursos suscitada por Milagro Sala y acordada con los integrantes de la asociación, tenía por objeto el apoderamiento ilícito de recursos dinerarios del Estado que alcanzaban alrededor de $ 60.352.790,80».

Fuente:Clarín

Dejanos tu opinión