Las distintas alternativas que tiene Boca para la Superfinal ante River

DEPORTES


Guillermo Barros Schelotto comienza a delinear el equipo que jugará el histórico partido en Madrid y, si bien hay muchos que son un número puesto, en el ataque están las grandes dudas.

Guillermo Barros Schelottocomienza a delinear el once que saldrá al campo de juego del Santiago Bernabéu, el próximo domingo, para disputar la Superfinal ante River, y a pesar de que muchos parecen que ya tienen un lugar asegurado, en el ataque hay una lucha por meterse en el equipo titular.

En el arco y en la defensa todo parece bastante claro. Esteban Andrada será quien estará debajo de los tres palos, mientras que adelante suyo tendrá a Julio Buffarini, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán y Lucas Olaza. El exlateral de San Lorenzo parece haberle ganado la pulseada a Leonardo Jara, que durante los últimos días no se encontró en óptimas condiciones físicas.

Por otra parte, Nahitan Nández, Wilmar Barrios y Pablo Pérez son números puestos para la mitad de la cancha xeneize. Con el correr de la Copa Libertadores, los tres se fueron afianzando y han transformado al medio del equipo del Mellizo en una zona de más combate que juego, lo que transformó a Boca en un equipo más sólido.

El dilema está en el ataque, donde las posibilidades, gracias al riquísimo plantel que tiene Guillermo, son interminables. Según a quién elija, deberá cambiar el esquema. Con Cristian Pavón recuperado del desgarró que sufrió en la Superfinal de ida, el entrenador podría parar un 4-3-3 con el 7, Ramón Ábila o Darío Benedetto y Sebastián Villa. El punto negativo es que este sistema no le dio resultado en la Bombonera, donde sufrió y mucho los primeros minutos ante el Millonario.

La incógnita entre los centrodelanteros radica en que Ábila, quien hoy ya se entrenó con normalidad, venía arrastrando una molestia en el sóleo de su pierna derecha y hay que ver si llega al 100 por ciento físicamente. Si así lo hiciera, no hay que descartar un 4-4-2, con un doble 9 conformado por Wanchope y el Pipa, e incluyendo a Agustín Almendra, quien iba a ser titular en la revancha que nunca se jugó en el Monumental, en la linea de cuatro del medio.

El 4-3-1-2 es otra variante, con Pavón o Villa acompañando a Ábila o Benedetto y Carlos Tevez, quien sabe muy bien de qué se trata este tipo de encuentros decisivos, como enlace. Un poco más relegado aparece Mauro Zárate, quien también podría desempeñarse como enganche.

Las alternativas son muchas y Guillermo lo sabe mejor que nadie. Seguramente, al igual que ocurrió en la previa del encuentro que finalmente no se disputó en Núñez, el técnico esconderá el equipo hasta último momento para intentar sorprender a Marcelo Gallardo. Porque como dijeron muchos de los protagonistas, estos partidos se ganan en los detalles.

Fuente: TycSport

Dejanos tu opinión