Presupuesto 2019: Miguel Ángel Pichetto y un discurso cargado de ironías y críticas

NACIONAL POLÍTICA


El jefe de bloque del PJ votó a favor porque consideró que “es el mal menor” y lanzó dardos contra varios funcionarios del Gobierno: “No se dejan ayudar y dicen pavadas”.

El presidente del bloque Justicialista, Miguel Angel Pichetto, consideró durante la sesión en el Senado que el Presupuesto 2019“es malo y de ajuste en el marco de una crisis”, aunque reconoció que “hay que votarlo porque es el mal menor”. Además, lanzó críticas para varios funcionarios del Gobierno.

Durante su discurso de cierre en el debate de la llamada ley de leyes, el rionegrino consideró que “estamos creando nuevos impuestos que lo pagan los empresarios y la clase media argentina”. Y agregó: “Esta ley no me gusta para nada. El (ex) presidente del Banco Central que creía que iba a frenar la inflación con el control de tasa, un modelo viejo, (Federico) Sturzenegger está en las peores encrucijadas y diagonales oscuras de la Argentina. Un personaje siniestro“.

Además, se quejó por no ver a “un senador del sur”, en referencia al radical Eduardo Costa, quien faltó a la sesión por cuestionar la ausencia de algunas obras para su provincia, Santa Cruz.

“Votar en contra es una muy mala señal a nivel internacional”, agregó, para luego sentenciar: “Este Presupuesto hay que votarlo por más que ustedes no se ayuden y digan pavadas”.

“Tenemos que hacer minería”, exclamó en más de una oportunidad, pero consideró que “hay una cultura de que contamina y aparecen los hiper ambientalistas y estamos liquidados, vamos a seguir siendo una máquina de pobres”.

Además, cuestionó duramente las declaraciones del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien dijo que “nunca se hizo una ajuste de esta magnitud sin que caiga el gobierno”.

“Ustedes no se dejan ayudar. Las tonterías que dice el Ministro de Economía son un poco mucho. Es la apología del ajuste“, remarcó el senador peronista.

“Me gustaría votar un Presupuesto expansivo. Este es un ajuste en el marco de una crisis. Pero la otra opción es votar en contra, y no votar el Presupuesto es activar la ley de administración financiera y poner en marcha el Presupuesto del 2018 ya devaluado”, analizó. “Si no lo votamos, se pone de rodillas a todos los actores del sector económico argentino,  las provincias, a las universidades…”, añadió.

En otro orden, celebró irónicamente que “las masas de la liberación no vinieron al Senado”, al comparar lo vivido durante el debate en Diputados, y aclaró que “a nosotros no nos van a mover con lo que pasa en la calle porque nunca la votación de un Presupuesto fue un hecho insurreccional en la calle”.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión