Las razones por las que dictaron la falta de mérito a Cristina Kirchner

NACIONAL POLÍTICA


En su fallo, el juez Casanello enumeró las razones por las que no puede avanzar contra la expresidenta. Sin embargo, también ordenó una batería de diez medidas para continuar investigándola.

El juez federal Sebastián Casanello dictó este viernes la falta de mérito a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el marco del caso conocido como la “ruta del dinero K”, que involucra al empresario Lázaro Báez, acusado de lavado de dinero. El magistrado evaluó que no existen pruebas para procesarla, pero tampoco para sobreseerla y por eso resolvió la falta de mérito, en tanto que también ordenó una batería de diez medidas para continuar investigándola. Entre ellas reiteró exhortos a Estados Unidos y pidió informes a la AFIP y a la Unidad de Información Financiera (UIF).

Casanello había indagado a CFK el 18 de septiembre, por orden de la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones, que a fines de agosto consideró que era “dable” entender que la expresidenta tuvo “vinculación con al menos parte” de los 60 millones de dólares que habría lavado Báez. Ahora se espera que la decisión del magistrado sea apelada por las querellas de la causa y llegue nuevamente a la Cámara, para que se expida sobre el tema.

En el escrito de 33 de páginas, al que tuvo acceso PERFIL, el magistrado sostuvo que «debe continuarse la investigación para determinar la concreta intervención que ha tenido Cristina Fernández en la conformación de la estructura cuyo grueso se ha elevado a juicio, pues la atribución de responsabilidad penal como consecuencia de un proceso respetuoso de la Constitución y las leyes se basa en la evidencia». Y agregó: “de allí la necesidad de colectar evidencias que permitan cristalizar un reproche que no sólo se sustente en la sospecha genérica o contextual derivada del público y reconocido vínculo de amistad que unía a Lázaro Antonio Báez y Néstor Kirchner, y de la existencia de procesos donde se ha probado la comisión conjunta de delitos. De lo contrario, la atribución de responsabilidad de Cristina Fernández en esta causa estaría basada excluyentemente en un razonamiento transitivo».

El punto es clave porque hasta ahora, de acuerdo a la investigación, no aparecieron pruebas en el expediente contra la exmandataria y hasta Leonardo Fariña, arrepentido en la causa, sostuvo que las maniobras investigadas se hacían a espaldas de CFK. En uno de los pasajes de su escrito Casanello sostuvo que: «los dichos de Leonardo Fariña son contundentes y opuestos: Lázaro se percibía a sí mismo como único dueño de esa fortuna y actuaba en consecuencia».

Casanello elevó a fines del año pasado gran parte del caso a juicio y el debate, que tiene por primera vez a Lázaro Báez, sus hijos, y otros 21 acusados, en el banquillo comenzó el 30 de octubre. Precisamente allí está sentado también Fariña, cuyo aporte a la causa empezó apenas dos días después de la detención de Báez, en abril de 2016.

Fuente: Perfil

Dejanos tu opinión