Empezó la discusión por el financiamiento de las empresas a las campañas

NACIONAL POLÍTICA


Se busca blanquear el aporte privado a los partidos políticos.

El debate por una nueva ley de financiamiento de los partidos políticos se reactivó este miércoles en comisiones del Senado de la Nación, donde se busca consensuar un proyecto para darle dictamen la semana que viene. En discusión está si se debe permitir o no que las empresas puedan contribuir a financiar las campañas. Y ayer, los jueces de la Cámara Nacional Electoral (CNE), y varios especialistas, argumentaron en favor de esta posibilidad, hoy vedada por la legislación.

“La Argentina tiene que enfrentar esto con realismo, si no el aporte privado aparece disimulado con personas que aportan muy por encima de sus posibilidades”, sostuvo el juez de la CNE, Alberto Dalla Via, quien expuso junto al camarista Santiago Corcuera.

«Creemos que la Constitución da margen a un sostenimiento mixto, tiene que haber posibilidades de que la empresas puedan aportar, con límites”, expresó Dalla Via.

Alan Clutterbuck, de la Fundación RAP, coincidió en que hay que “aceptar los aportes de personas jurídicas, que se hacen de hecho y no terminan registrados”. Delia Ferreira Rubio, de Transparencia internacional, sostuvo que «prohibir el aporte a las personas jurídicas es ridículo, es un incentivo para que los aportes pasen por debajo de la mesa”. Julia Pomares, del CIPECC, pidió “bancarizar los aportes” y advirtió que en la Argentina “todo es en negro y en efectivo”.

La discusión se volvió a instalar tras los escándalos de los cuadernos de las coimas y de los aportantes truchos de Cambiemos en la Provincia. “Nadie va a querer poner un peso el año que viene”, se escucha hace meses en el Congreso.

En junio, el Gobierno envió a Diputados su proyecto para regular el costeo de las campañas, pero además del rechazo del FpV, hubo fuertes reparos de la Coalición Cívica y la UCR a que las empresas financien las campañas. Tampoco el Frente Renovador se mostró de acuerdo.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, reabrió el juego desde el Senado en conversaciones con el jefe de la bancada del peronismo federal, Miguel Pichetto. Este miércoles empezó el debate en las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Asuntos Penales, y Presupuesto y Hacienda.

Pero si pasa el Senado, en Diputados se ve mucho más difícil. Ayer se señalaron múltiples problemas. Dalla Via habló de «dinero negro, fundaciones, dinero off shore» en las campañas y de un margen acotado de la CNE en el control porque solo pueden auditar las cuentas «en blanco». Hay 600 partidos en el país, y la CNE sólo tiene jurisdicción federal, y los controles se escapan en provincias y partidos de distrito. La Cámara sólo cuenta con 7 auditores. En este sentido encomió el proyecto del radical Angel Rozas para elevarlos a 25.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión