Mauricio Macri se mostrará con la cúpula de la UCR en un acto por Alfonsín

NACIONAL POLÍTICA


Estaba planeado, pero el ruido interno, el fuego amigo y las visiones encontradas sobre cómo enfrentar la crisis económica terminaron por convertir un homenaje en un nuevo gesto de distensión entre los socios de Cambiemos. Mauricio Macri recordará este lunes en la Casa Rosada a Raúl Alfonsín, un día antes de que se celebren los 35 años de los comicios que marcaron el regreso de la democracia y de la UCR al poder.

El Presidente -el único orador de la jornada- y sus laderos volverán a verse las caras con el titular de la UCR Alfredo Cornejo y los gobernadores de la UCR. El radicalismo empuja por estos días la posibilidad de enfrentar a Macri en una PASO en 2019. El nombre de Martín Lousteau suena con fuerza para ocupar ese lugar.

La excusa será la inauguración de Alfonsín por Alfonsín, la muestra en la que se expondrá todo el archivo personal del ex mandatario donado por su familia, que se exhibirá durante todo el mes de noviembre en el Museo de la Casa de Gobierno.

El diputado y ex embajador en Washington será otro de los presentes, aunque en su entorno prefieren destacar el acto de la UCR porteña que encabezará el domingo en el Centro Cultural Recoleta. En el radicalismo empujan su pre-candidatura presidencial para contener dentro de Cambiemos la demanda de los desencantados con la conducción del PRO.

En la Casa Rosada sospechan que los radicales presionan por lugares en las listas y rechazan, por ahora, la competencia interna.

El mendocino Cornejo es hasta ahora el único gobernador radical que confirmó su presencia, aunque en el Gobierno descuentan que también estarán el correntino Gustavo Valdés y el jujeño Gerardo Morales. Lo mismo ocurre con los macristas Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, que en las últimas semanas exhibió algunos cortocircuitos con la Casa Rosada, por su reclamo por el Fondo del Conurbano. El acto, por ahora, no figura en la agenda de ninguno de los jefes territoriales de Cambiemos. También fueron invitados los jueces de la Corte Suprema.

Elisa Carrió, socia fundadora de Cambiemos, tampoco será de la partida. Sus secretarios privados y voceros confirmaron que todavía no había recibido ninguna invitación. En la secretaría General de Presidencia, encargada de cursar las invitaciones, descontaban que la jefa de la CC había sido participada.

Resistida por el fallecido patriarca radical -que la tildó de “traidora e hipócrita”- la diputada no asistirá para seguir en su estrategia de bajar el perfil tras pedir la cabeza del ministro de Justicia Germán Garavano. De paso, evitará toparse con algunos de los invitados que más rechaza. Como el histórico operador radical Enrique “Coti” Nosiglia, que hoy empuja las chances de Lousteau. Carrió, en septiembre, tuvo un duro cruce con la UCR luego de responsabilizar a Alfonsín y a (Eduard) Duhalde de haber hecho un “golpe civil” contra de la Rúa. La UCR la tildó de “bipolar” y la comparó con Cristina Kirchner.

Ernesto Sanz, socio fundador de Cambiemos, tampoco será de la partida por “cuestiones laborales” en su provincia. En la intimidad, lamentó no poder asistir al homenaje de su “ídolo personal” y aseguró que Alfonsín hubiera acompañado a Cambiemos. “Si él hubiese vivido lo que vino después, Raúl hubiera hecho lo mismo que yo en Gualeguaychú”, suele decir sobre la convención en la que la UCR selló su alianza con el PRO. En 2007, dos años antes de morir, Alfonsín había calificado a Macri como un límite. «La concertación que queremos hacer tiene límites, no podemos aliarnos con la derecha. La derecha es (Mauricio) Macri, no podemos traicionar nuestros principios», sostuvo en una entrevista con Mauro Viale.

Dejanos tu opinión