Agustin Crevy dio a conocer una carta muy sentida luego de la capitania de los Pumas

DEPORTES


El jugador formado en San Luis se expresó luego de que Mario Ledesma, actual entrenador del seleccionado de rugby, designara en su lugar a Pablo Matera.

Agustín Creevy dio a conocer una sentida carta en la que expresó sus sensaciones tras perder la capitanía de Los Pumas luego de la decisión del actual entrenador del seleccionado argentino masculino de rugby, Mario Ledesma, de nombrar en su lugar a Pablo Matera.

«Hoy siento un orgullo inmenso, obviamente tristeza y un enorme agradecimiento a todos los que confiaron en mí», apuntó el jugador formado en San Luis que con 49 partidos superó por uno a Lisandro Arbizu como el jugador con más partidos como capitán.

Creevy se expresó mediante una publicación en sus redes sociales. Su ciclo como capitán había comenzado en junio de 2014, cuando el entonces entrenador Daniel Hourcade lo designó con la máxima distinción. El primer partido en el que lució la cinta fue ante Sudáfrica, en el marco del Rugby Championship, cuando Los Pumas cayeron por 13-6 en un encuentro disputado en Pretoria.

En tanto, alcanzó el récord de jugador con más partidos como capitán en Salta, ante Australia, el pasado 6 de octubre, también por el Rugby Championship con una increíble caída de Los Pumas por 45-34 luego de que el equipo nacional supo estar arriba por 24 puntos.

La estadística de Agustín Creevy como capitán indica que en 49 partidos ganó 13 y perdió 36.

La carta de Agustín Creevy

Se terminó un ciclo. Dejé de ser capitán de Los Pumas. Cumplí el sueño que tiene todo jugador de rugby: ser el capitán de la selección mayor de mi país. Ha sido mi máximo orgullo deportivo, el honor más grande al que pude aspirar. Y tengo la tranquilidad de haber llevado tan importante distinción respetando mi estilo de liderazgo, mi manera de ser y de sentir este deporte, dando todo lo que pude con la mayor sinceridad y transparencia. Hoy siento un orgullo inmenso, obviamente tristeza y un enorme agradecimiento a todos los que confiaron en mí, a los que sintieron una genuina confianza en que yo podría hacerlo bien, a cada uno de mis compañeros que me ayudaron, me apoyaron, me respetaron, y con los que codo a codo dejamos la piel en cada pelota. A la gente, de la cual solo recibo muestras de cariño y de apoyo. Y a los que siempre están: mi esposa, mi familia, mis amigos y mi club.

La camiseta de Los Pumas está encima de todo y de todos, y por eso que seguiré apoyando y poniendo lo máximo desde el lugar que me toque. Soy un jugador profesional, pero lo que más quiero, lo más importante de mi vida deportiva son y han sido Los Pumas. Nada de esto cambiará nunca para mí.

Comienzo para mí una nueva etapa y, como siempre, pondré mi mejor energía para que juntos logremos los objetivos que nos hemos propuesto.
Muchas gracias.

Fuente: Infobae

Dejanos tu opinión