La Cámara Federal habilitó la detención de la viuda del ex secretario privado de Néstor Kirchner

NACIONAL POLÍTICA


La Cámara Federal habilitó este jueves el congelamiento de cuentas bancarias en los EE.UU. y bienes por más de 70 millones de dólares del ex secretario privado de Cristina Kirchner, Daniel Muñoz, y el llamado a indagatoria y detención de su viuda, Carolina Pochetti, y  otros imputados.

La Sala II de ese tribunal, integrada por Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia anuló así una decisión del juez federal Luis Rodríguez que había sido impugnada por el fiscal Carlos Stornelli.

Así se habilitó el llamado a indagatoria y detención de Pochetti (viuda de Muñoz) y sus testaferros o socios, Sergio E. Todisco, Elizabeth E. Municoy, Carlos A. Gellert, Perla A Puente Resendez y Carlos Temístocles Cortez. Ahora el juez Rodríguez deberá decidir si implementa las detenciones.

Por lo pronto, según fuentes judiciales, Stornelli volverá a pedir mañana la detención de los imputados y el rechazo de las exhimiciones de prisión que están presentando al juez Rodríguez. El fiscal está preocupado por Carlos Temístocles Cortés ya habría salido del país y la posibilidad de que la plata depositada en cuentas corrientes del exterior -con excepción de las de EE.UU.- se la mueva a otros destinos.

Como pasó con la detención y desafuero del ex ministro de Planificación y diputado K, Julio De Vido, el juez puede aceptar el pedido de Stornelli o rechazarlo y entrar en un juego de apelaciones que dure varias semanas.

En su resolución, el tribunal sostuvo que las pruebas de la causa, entre ellas un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF), que dirigen Mariano Federici y María Eugenia Talerico, permiten sospechar que los imputados “habían conformado una estructura jurídica, societaria y bancaria en la Argentina y en el extranjero» para mover plata proveniente del cobro de coimas. Se bien la causa del juez Rodríguez es por enriquecimiento ilícito contra Muñoz, las pruebas reunidas se vinculan directamente con la causa de los cuadernos de las coimas. Muñoz fue el secretario privado de Néstor y Cristina Kirchner que más bolsos con sobornos recibió, según los cuadernos del ex chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno.

Según Stornelli, los documentos enviados por el Departamento de Justicia de los EEUU mostraban que se usaron esos fondos en la adquisición de dieciséis bienes inmuebles en Nueva York y Miami.

A partir de 2013 pero principalmente entre 2015 y 2017, los bienes inmuebles fueron vendidos obteniéndose una suma cercana a los US$ 73.406.300. Antes la cifra se estimaba en 65 millones. Una parte fue reintroducida en el sistema bancario y luego transferida a entidades financieras de otros estados de ese país, así como a México (capital) y China (Hong Kong).

También se presumen envíos de dinero a Andorra, concretamente a cuentas a nombre de diferentes empresas y personas.

En su resolución de este jueves, la Cámara afirmó que así como el juez Rodríguez había dispuesto la inhibición de los bienes de los imputados en la Argentina ahora es lógico que extienda la misma medida para los bienes en el exterior.

En este contexto, los datos ─provenientes justamente de EE.UU. donde están radicadas las cuentas─ “dan la pauta sobre un peligro en la demora elevado y la negativa a proceder como se requiere pone seriamente en riesgo objetivos propios de la instrucción”, agregó.

Además, dijo el tribunal la plata negra provino de una «asociación ilícita conformada en el seno del poder político y empresarial, tendiente a percibir dinero ilegítimamente a través de sistemas de recaudación en que el nombrado pudo haber tenido un rol importante”, en alusión a la causa de los cuadernos.

Para la Cámara, hay “que atender así en toda su dimensión las obligaciones que asumió el Estado ante la comunidad internacional de perseguir el recupero de fondos vinculados a delitos de corrupción institucional y el lavado de activos de esa procedencia como la Convención Interamericana Contra la Corrupción”.

En agosto, la UIF había entregado a la Justicia un mapeo de todos los departamentos y cuentas que Muñoz tiene o tuvo en Miami y ahora reclama como propios su viuda Carolina Pochetti. Luego Stornelli pidió inhibirlos y solicitar a EE.UU. su decomiso con la intención de recuperarlos para el Estado.

Muñoz, ”el hombre que le corría la silla a Néstor para sentarse” (como lo definió un ex kirchnerista), fue secretario privado de Néstor y luego dos años de Cristina y hombre de máxima confianza del matrimonio.

Muñoz siempre detrás de Néstor Kirchner.

En los cuadernos, el 11 de agosto del 2010, Centeno escribió, por ejemplo, “al término de los 20′ subieron el Lic Baratta y Daniel Muñoz, el Lic vino a mi auto y retiró los bolsos y se los entregó a Daniel Muñoz, quien los subió a una camioneta; luego el Lic Baratta tuvo una reunión con el Dr. Néstor Kirchner y luego lo llevé a su depto”.

Muñoz, directamente o a través de terceros, había creado 13 empresas en Miami y en el estado de Delaware, que funciona como un paraíso fiscal dentro de EE.UU y también fue usado por Lázaro Báez.

El total de inversiones, hechas a través de unos amigos marplatenses, llega a unos 65 millones de dólares.

 

En un exhorto enviado a EE.UU., el juez federal Luis Rodríguez pidió a la Justicia de ese país todos los datos de 13 empresas constituidas en Miami y Delaware por los socios marplatenses de Daniel Muñoz, Sergio Todisco y María Ortiz Municoy. La Justicia de EE.UU. aún no contestó formalmente pero si la UIF entregó información de inteligencia que corrobora el origen de la plata con que se compraron esos bienes.

El magistrado requirió, además, los antecedentes de las siguiente empresas: Ocean Silver Inc., Ocean Silver Of South Florida Inc., Municoy International Properties Inc, Harbon Golden Inc., North Golden Inc., Free Experience Inc., Drean Limited, Golden Enterprises Inc., Mother Queen Inc, Successful Ideas Inc., First Alla Inclusive Inc., South Golden Inc., y Ocean Golden Inc.

Estas firmas son dueñas de edificios completos o centros comerciales en el sur de Miami.

Muñoz, quien falleció víctima de un cáncer en abril del 2016 y era el secretario más cercano a Néstor, tenía causas abiertas por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero que ahora siguen sobre su ex esposa y sobre sus supuestos socios marplatenses.

Además, fue el funcionario que le había dicho a la ex directora de la biblioteca de la Presidencia e íntima de Néstor, Mirian Quiroga, que llevaba bolsos con plata desde Buenos Aires a Río Gallegos y que el dinero era tanto que “se pesaba”.

Las posibilidades de éxito del exhorto se vieron favorecidas por la decisión de la sala II de la Cámara Federal ─integrada entonces por Martín Irurzun y Eduardo Farah─ de ordenar reabrir esta causa contra la viuda de Muñoz y sobrina del ex gobernador kirchnerista de Santa Cruz, Daniel Peralta, Carolina Pochetti, por lavado de dinero y permitir que UIF sea querellante.

Muñoz tenía tres causas abiertas por una denuncia del diputada de Cambiemos, Elisa Carrió, y otra del abogado Ricardo Monner Sans, entre otros, que ahora seguramente se unificarán en una para ir por detrás de los bienes del ex funcionario K que, hasta ahora, se descubrió tenía la segunda estructura financiera oculta, después de Lázaro Báez.

Parte de los inmuebles de los socios de Muñoz podrían ser propiedad él mismo, mientras otros los traspasó a nombres de testaferros cuando cuando el gobierno en el 2015.

En su denuncia, Carrió había señalado que Muñoz y Pochetti «conforman un complejo entramado de sociedades y negocios millonarios».

La viuda integra las sociedades Patagon Adventure SRL; Patagon Experience SRL; Tabacalera del Norte S.A; Banana Ski Show y Cayuques y tendría a su nombre un departamento en Mar del Plata; una casa en Villa La Angostura, Neuquén, y otra en esta capital. A su vez, Muñoz, según surge de su declaración jurada de bienes decía tener en 2010 solo un terreno en El Calafate, una inversión por 240 mil pesos y 170 mil pesos en efectivo, así como en participación en las empresas petroleras Ds Majer SA y Proxy SRL. Pero, pese a que lo obliga la ley, nada declaró sobre cuentas bancarias y bienes en el exterior.

Sin embargo, el fiscal general de Mar del Plata Juan Manuel Pettigiani confirmó que le pidió a la UIF que investigue a María Ortiz Munico y y Sergio Todisco, dueños de una inmobiliaria de esa ciudad llamada Ortiz Liz Mar Propiedades por sus relaciones con Muñoz.

En la investigación de Panama Papers -realizada por el Consejo Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés)- se descubrió que Muñoz pidió al estudio panameño Mossack Fonseca la creación de la offshore que resultó ser Gold Black Limited con sede legal en el paraíso fiscal de las islas Vírgenes Británicas.

En principio, Todisco y Ortiz Municoy figuraron como administradores de esa empresa fantasma. Todisco era amigo de Muñoz, quien incluso llevó a Cristina Kirchner a Mar del Plata en un acto de campaña.

El sitio BorderPeriodismo y luego el diario Miami Herald estimó que esas propiedades en su conjunto valen unos 65 millones de dólares.

Según esa investigación, entre 2010 y 2015, esas empresas registradas a nombre de Todisco y su ahora ex esposa, Elizabeth Ortiz Municoy, gastaron alrededor de $ 21 de millones de dólares en condominios de lujo como Icon Brickell, St. Regis, Colonia Océano Turnberry, Apogee Beach y 900 Biscayne.

La joya de la corona era una unidad de $ 10.7 millones y cuatrocientos dormitorios en el Regalia en Sunny Isles Beach. Las empresas luego vendieron la mayor parte de las propiedades.

Muñoz, también tenía negocios en la Argentina, la ex diputada y líder del Gen Margarita Stolbizer denunció que Muñoz y Víctor Manzanares (contador del matrimonio Kirchner, preso en la causa Los Sauces) “constituyeron las empresas (CAYUQUEO SA Y MALABIA 1741 SA) con el objetivo de comprar dos garages: MALABIA 1741 Y AMENABAR 1934”.

Manzanares, “asociado entonces a la viuda de Muñoz”, perpetró otras compras inmobiliarias, yendo de “shopping” para comprar departamentos y garages por la Capital Federal, finalizó Stolbizer.

Fuente: Clarín

Dejanos tu opinión